398064239_146e6f14cf.jpg
vivimos en un excitante mundo para los creadores de contenidos, nunca antes había sido tan fácil conseguir una inmensa audiencia para nuestras ideas. potencialmente, cada vez que escribimos un post en nuestro blog, un comentario en cualquier foro abierto o que actualizamos nuestro estado en alguna red social, tenemos como lector@s potenciales a todo el planeta Tierra que disfruta de conexión a internet. increíble.

¿y qué hacemos con ello? alguna gente crea los hermosos contenidos que leemos, vemos y escuchamos voluntariamente cada día. esos son los artistas de la Red, que hacen verdad ese sueño de interconexión, conversación horizontal y aprendizaje compartido que es la tan manida web 2.0. pero la mayor parte sólo genera basura, más o menos hedionda, pero basura al fin y al cabo.

desde hace varios años mantengo este y otros rincones de expresión personal, de comentarios sobre lo que pasa en los ámbitos que a mí me interesan. no engaño a nadie al respecto. no uso keywords especiales ni ningún budú SEO para atraer lectores. sin ánimo de ofender a quienes se ganan la vida así. también es verdad que mis blogs me sirven para crear lo que ya se está llamando Reputación Google, o Google Rep en inglés, y que viene a ser el rastro que dejas tras de ti en internet. así que mi blog viene a ser la cara pública de mi presencia online. y de momento funciona bien para enseñar a quien me quiera contratar que tengo un determinado estilo, que puedo abordar diferentes temáticas… ese tipo de cosas.

por eso no tengo anuncios en mi blog, porque no quiero que mi cara online aparezca al lado de un ad-sense sobre antigüedades de la Guerra Civil, sólo porque he escrito un post sobre la Ley de la Memoria Histórica, o que anuncien el nuevo Office cuando hablo sobre el fuerte empuje de Google Docs.

cuando busco algo en blogs, me gusta encontrar contenido interesante y bien escrito, me da igual si el estilo es personal o institucional, pero quiero terminar la última línea pensando “Bien, he salido ganado tras dedicarle unos minutos a lo que esta desconocida me cuenta”. pero por desgracia, cada vez más me encuentro con “Vaya, otro montón de frases mal tecleadas y peor escritas por alguien que sólo busca cumplir su cupo de palabras sobre un tema que podría haber sido interesante”. y eso es lo que me cabrea.

tres palabras. nombre de aberración de internet: granjas-de-links.

además de escribir en estos blogs, colaboro en otros de manera mercenaria, a veces como ghost-writer -blogger negro, escribiendo en nombre del blog, sin firmar con el mío- a veces como nacho vega. desde que empecé a pagar facturas de esta manera he visto un poco de todo, desde gente que se comporta con decencia y profesionalidad, apreciando tu trabajo como frelance de la misma manera que apreciarían el de una persona que tuvieran bajo contrato; y también los que ven al blogger como una máquina de crear atrezzos. estos últimos, los que ponen más interés en que cites en tu post determinadas palabras que en que tenga un mínimo de calidad, son los que generan la basura que emponzoña el sueño de las autopistas de la información.

visita findablogger.net, la genial página en que puedes ponerte en contacto con clientes para escribir como blogger freelance. ahora fíjate en las ofertas y piensa en qué calidad se puede demandar cuando te ofrecen 0,5$ por post en páginas saturadas de anuncios.

muchos de los que publican ofertas en páginas como esa son gente que quiere ganar dinero con sus blogs y buscan creadores de contenidos capaces y preofesionales. otros… son los que te ponen a plantar palabras para que la gente vaya -por error- a su página y haga ese mágico click en alguno de los links, por lo que recibirán medio céntimo más a final de mes.

por suerte, o quizá porque mantengo una actitud saludable ante la basura -básicamente la mantengo fuera de mi camino-, puedo presumir de escribir en blogs como tecnologia.org -por citar uno- en el que se me permite escribir sobre temas de interés sin tener que aceptar el yugo de la estupidez del SEO como único método para atraer lector@s.

creo, ahora más que nunca, que lo único que llama a la gente a tu blog es la calidad de tus contenidos, la continuidad de la conversación y el respeto a la inteligencia de los que están más allá de tu teclado.

[foto de almogaver]

r.jpga través del blog de Wired me entero de una polémica que se ha generado entorno a Jason Roe, un blogger que descubrió un pequeño fallo (¿?) en la página de la compañía aérea Ryanair mediante el cual podías cambiar -sin efectos de compra- el precio de un vuelo en tu pantalla. el truco, a falta de mejor nombre, no sirve para mucho y creo que el post de Jason nunca hubiera trascendido, pero cuando varias personas hicieron comentarios despectivos en su blog bajo el nombre de “empleado de Ryanair” la cosa se empezó a poner interesante. tampoco hubiera llegado a ser noticia -al fin y al cabo cualquiera puede firmar un comentario como empleado de la compañía- pero la CNN rastró la IP del comentario hasta los cuarteles de la compañía aérea en Dublín… y cuando se preguntó a Stephen McNamara, portavoz de la compañía, él simplemente redundó en los insultos a Jason Roe (“It is Ryanair policy not to waste time and energy in corresponding with idiot bloggers, and Ryanair can confirm that it won’t be happening again. Lunatic bloggers can have the blog sphere all to themselves“) así que ahora la cosa es oficial.

supongo que eso es lo que Low Cost quiere decir, al fin y al cabo. no te preocupas por los detalles, sólo por proveer un servicio llevado a lo más básico y barato. casi cualquier otra compañía hubiera entendido que hacer unas declaraciones así a cualquier cadena de televisión -más aún a la CNN, que sigue el tema con interés– tendría repercusión en la imagen de la compañía, que ya de por sí no es demasiado buena.

¿no hubiera mucho más sencillo evitarse la demostración pública de amargura y simplemente decir que estaban investigando el origen del comentario pero que la política de la compañía era no enzarzarse en disputas online sino en ofrecer un buen servicio?. como cliente habitual que soy de Ryanair me hubiera parecido mucho más interesante saber que se preocupan un poco por su imagen pública. aunque, como cliente habitual que soy de Ryanair, sé que quienes viajamos con ellos, la mayor parte de las veces lo hacemos porque aceptamos las sucesivas reducciones de comodidad que supone volar low cost. así que la imagen de la compañía no es lo que más importa al pasaje, me temo.

de todas maneras me extraña que se demuestre tan poco “respeto” ante el alcance potencial de este tipo de noticias. las empresas van aprendiendo poco a poco la importancia de mantener ciertas formas con los bloggers y evitar en lo posible la confrontación directa, aunque sólo sea porque a la blogosfera le encantan los enfrentamientos tipo David y Goliat.

no me extrañaría que Ryanair terminara publicando una nota de disculpa o algo así.

[foto]

nunca he tenido reparos a la hora de hablar sobre sexo en mi vida offline, y la verdad es que tampoco me pongo muchas cortapisas si quiero tratar algo sexual en este espacio, pero reconozco que nunca he tenido la necesidad de ser explícitamente sexual en un post… cosa que no a todo el mundo le pasa.

estoy buscando blogs para analizarlos un poco desde el punto de vista comunicativo y con una perspectiva de género -lo que quiere decir que me he pasado unos cuatro días buceando por la blogosfera española, leyendo de todo, desde comentarios tecnológicos hasta historias de lágrima y espada escritas por gente poco más joven que yo… que me hacen sentir muy viejo.

uno de los blogs con los que me he encontrado es nevera de soltera, que dejó en su blog hace unos cuantos meses un post titulado “líbido veraniega“, muy cortito pero que impactó a sus lectores.

la verdad es que lo que dice tampoco es tan fuerte… aunque sí resulta gracioso y quizá vulgar si eres de esas personas -¿lo eres?, ¿qué haces aquí?- pero tampoco es nada que te deba desconcertar.

lo que me llama la atención, y mucho, es la cantidad de comentarios que generó ese post en concreto, no sé si es el que más comentarios tiene del log, supongo que no, pero si es de los que más participación ha suscitado. y eso hace que me pregunte ¿a qué carajo vamos a los blogs?, ¿qué esperamos?. porque si es algo así o que nos mueve a participar… además en un blog personal como el de ella, que no incita a la lascivia desmedida ni ninguna cosa así.

¿pasaría lo mismo si yo, que soy un tio, pusiera algo parecido? -no os molestéis porque posteo dos veces el mismo día sobre cuestiones de niñas y niños- me temo que no. sería simplemente un comentario sexual de un tío en su blog. posiblemente alguien haría alguna broma, nos reiríamos ya ya está… pero ella recibe casi el doble de intervenciones por escribir -no decir sobre sí misma- que X, quizá ella, quizá el personaje de su micronarración, está caliente.

está claro que cuanto más te fijas en cuestiones de estas -que significa querer follar cuando eres chico o chica- más casos como este encuentras. lo que me lleva a recordar cierta conversación de cervecería con Altran y Luis -que de vez en cuando se deja, sorpresivamente, caer por aquí- sobre el tipo de educación sexual que hemos recibido muchos, por desgracia, y muchas en España. por tener una determianda herencia cultural fruto directo de cuarenta años de oscurantismo franquista. no quiero decir que en otros países eso no fuese a pasar, pero estoy seguro de que pasaría mucho menos.

posiblemente porque en otros muchos lugares de eso que llamamos occidente, el sexo es algo bastante normal y no hay por qué escandalizarse porque una chica diga que tiene ganas de sexo. bueno, y luego está EEUU, en donde es normal pero está mal, pero es natural, pero no se dice, pero todo el mundo es super kinky, pero si te metes mano en un parque te ponen una multa. de verdad.

uf, no sé de dónde salió ese arremetimiento contra mis amigos del norte de México. volviendo al tema, cuantos más blogs escritos por mujeres leo, y vam muuuuchos en esta semana pasada, más me doy cuenta de que hay algo especial en casi todos ellos… y veo el borde del esencialismo tan cerca que me da vértigo… pero se trata de cultura y de condicinamientos y de educación y de formas de relacionarse con el propio cuerpo y de tomar la palabra… y muchos “ies” más.

espero que te hagas una idea de lo que me llama la atención.

otro guiño de el país al mundo blog, esta vez en forma de widgets para incrustar en nuestras propias páginas. hay un poco de todo, desde última hora hasta viñetas pasando por fotos, opinión…

está claro que la importanacia del contenido generado por usuarios crece cada vez más, y que los medios tradicionales se dan cuenta de ello -les guste o no- y que responden ante el fenómeno. algunos -como tele cinco- usan la blogosfera para hacer su trabajo y otros, como el país, buscan maneras más simbióticas de coexistir y retroalimentarse; muchas veces el diario se hace eco de noticias de relevancia bloguera y en otras, como ahora, ofrece facilidades para mezclar sus contenidos con los ajenos. me gusta.

el concepto de viaje tiene diferentes connotaciones en diferentes culturas: para unas es una muestra de lujo, para otras una necesidad de supervivencia, para otras un rito de paso -y como esta última es la que me interesa hoy, pues me paro aquí-.

muchos de mis alumnos en California -uso el masculino porque la mayoría eran varones- me contaban cómo habían pasado unos meses viajando por Europa, Latinoamérica o Asia y cómo esos viajes les habían cambiado la vida y eso me hacía pensar en los diferentes ritos de paso que cumplimos para marcar nuestro paso a la edad adulta. en mi caso, supongo que el mayor rito de paso fue cobrar mi primer sueldo y vivir por mi cuenta -todo a la vez- pero estamos hablando de mis 24 años… y estos tíos tenían 18 cuando pillaron la mochila y se fueron por ahí. así que, bien pensado, la envidia debería estar incluída en la lista de mis reacciones ante sus historias.

en España el equivalente sería irse de interrail por Europa pero no creo que tenga el nivel de rito de paso que puede tener para los estadounidenses o los australianos -esa si es una cultura del viaje, wow-.

todo esta charla sobre viajar no se debe a un nuevo subidón de mi ego en desplazamiento sino a un blog del New York Times llamado Frugal Traveler en el que su creador postea sobre su recién iniciado viaje por Europa. su Grand Tour. si os gustan los diarios de viaje, este tiene pinta de ser interesante y suficientemente breve como para aportar un poco de sal turística una vez a la semana -y de vez en cuando algunas notas entre medias-.

a ver si se pasa por España, siempre es interesante conocer el punto de vista de un outsider -aunque sea para insultarle con razones!.

me gustan los blogs del New York Times. a veces leo Bats para respirar un poco ese olor a fans del baseball que es tan peculiar -esa mezcla de cotilleo deportivo Yankees/Mets y matemáticas (sabermetrics)- pero estos días estoy pendiente de Measure for Measure, un blog escrito por varios músicos entre los que destaca Suzanne Vega -la autora de la conocida canción Luka- y cuyo subtítulo explica el tema de la página “How to write a song and other mysteries”. y cumple sólo la mitad. nada de consejos sobre escritura musical, sólo anécdotas sobre sus interesantes vidas. si no fuera por la promesa que hacen el subtítulo, todo estaría bien. unos músicos compartiendo su visión de insiders sobre el mundo en que viven, resulta bastante atractivo, sobre todo si te interesa alguna de las participantes.

de cualquier forma, el blog es bastante joven -apenas medio mes- así que quizá en las próximas semanas empecemos a ver algo de mojo creativo. al fin y al cabo lo que nos gusta -me gusta- de este tipo de webs es sentir la presencia de la autora como fuerza creadora que lucha/se divierte/trabaja con palabras para crear su arte; de lo otro, de gente -músicos o no- contando sus paranoias y re/gurgitando/produciendo piezas de información ajena, está la Red llena 🙂

el mundo está cambiando… de hecho lleva haciéndolo desde que se formó, así que lo nuestro es sólo otra pequeña forma de cambiar, seguiremos así hasta nuestra extinción, no demasiado lejana a este ritmo. en fin, no biggie, como dice mi abuela americana. no es un gran problema.

mientras vamos cambiando. inventamos cosas. creamos nuevas facilidades para hacer de nuestra vida un tiempo mejor -y para joder más a otra gente, claro-. pues el caso es que hoy me presencié un momento chocante cuando escuché a una chica culta y de carrera decir que no leía blogs y que no sabía que era un agregador RSS. la última parte, bueno, puede ser, mucha gente no los usa -aunque otra mucha sí-. ¿cómo puede ser que alguien que está ampliando su formación, que pertenece, de alguna manera, a la élite universitaria no lea ningún blog?. estuve pensando en ello mientras caminaba hasta casa y encontré una respuesta:

i) no necesita los blogs

así de simple. ¿para qué va a leer lo que dice un cualquiera sobre cualquier tema? para eso hay libros y revistas y programas de radio y televisión. y para ella es suficiente.

supongo que es de las que dice que “no le gustan los ordenadores” -frase que, ya sola, me produce escalofríos- y que sus aficiones estarán más centradas en lo analógico… sea lo que sea.

pero no deja de extrañarme. la primera vez que oí hablar de los blogs debió ser en el 2001 o así, y al poco tiempo me encontré con ezs y ahí descubrí mi pasión por ellos. desde entonces esto ha sido una hermosa historia de amor. los leo, los uso, los escribo, los borro… menos ganar dinero con ellos hago todo lo que quiero. forman parte de mi vida, vamos. pero hay muchísima gente por debajo de los 30 que no, ni de coña se van a pasar una hora leyendo posts.

hay otras cosas que son más conocidas. wikipedia, por ejemplo, o youtube. que también se basan en crear conocimiento compartiendo información. pero estos sitios tienen un valor más utilitario: buscas algo en wikipedia, te diviertes en youtube. pero en un blog “aprendes”. ese es el punto de este post.

¿cómo puedes no sentir que la alfombra se mueve bajo tus pies?, ¿no se dan cuenta de que, dentro de poco, algo tirará fuerte y la superficie de apoyo habrá cambiado?, ¿qué harán entonces?. lo que tengo claro es que este tipo de plataformas de creación compartida se están haciendo presentes cada vez con más y más fuerza. ya no son sólo ocio, ni geekadas, ni política… ahora son eso y negocios, y prensa y salud… de todo. la Red está volviéndose un terreno mucho más participativo. y esta vez no es sólo para los raritos de los ordenadores. ahora la abuela se puede mosquear porque no le dan el premio al mejor blog. y con razón, porque ella está también ahí.

si pienso en mis rutinas diarias me doy cuenta de que la tecnología orientada a compartir información está presente desde la primera hora de mi mañana hasta la última de mi noche -salvo mi media hora de lectura nocturna en celulosa. llamadme melancólico-. leo mis blogs en bloglines y google reader, según momentos; twitteo cada vez más -ahora lo uso para mandar sms gratis a I-; me comunico con mis amig@s que andan por el mundo gracias al AIM o el MSN y hago de amigo distante con facebook; comparto mis fotos con flickr y mis documentos con google docs; hablo todas las noches con Alemania gracias a Zoiper -o cualquier softphone-… cómo no me voy a extrañar de que alguien no use los blogs si se está perdiendo el pensamiento base de todo lo demás.

estamos cada vez más conectados. la portabilidad ya no es sólo un término aplicado a la informática, también -gracias a esa informática- se aplica ahora a nuestras vidas. salvo por el nivel etílico de algunos viernes y por las 4 o 5 horas que paso con mis amistades durante la semana, estar en USA, España o Alemania no supone mucha diferencia, todo gracias a la capacidad de obrar casi como si estuviera en cualquier parte.

eso tiene su punto.

[actualización 8:30]

a través del blog de Enrique Dans llego a su columna en el Libertad Digital -qué mezcla más rara de fascistoides, conspiranoicos y gente de calidad- titulada “Los verdaderos nativos digitales” y habla sobre cómo las nuevas generaciones están cada vez más acostumbradas al uso de la tecnología y cómo ya forma parte de sus vidas… lo que es verdad, claro. pero ya no veo tan claro que muchas de esas personas estén aprendiendo a programar e ir más allá de la interacción usando tecnología. no sé si será que él, por su trabajo y visibilidad en la red, atrae y conoce a más jóvenes con ese perfil, o que yo conozco poca gente post 1990 con esas aficiones.