Imagen

mucha gente no tiene trabajo. mucha gente tiene miedo a perder el trabajo que tiene. mucha gente se cree esa gran mentira ampliamente televisada de que la crisis es culpa suya, por pedir el crédito para la casa, la nueva nevera, el nuevo coche.

esa crisis es horrible.

hoy, paseando por Oviedo y hablando con la gente me he encontrado con la otra crisis, la que no se pasará en tres años, la que dejará cicatrices aún más profundas: he hablado con gente joven que no sabe qué significa ser osado. que no concibe hablar en serio de algo tan básico como “el derecho a un trabajo digno”. que son suficientemente estúpidos para quedarse de brazos cruzados y esperar que alguien les solucione la vida (laboral, creativa…). que están desesperados y quieren hacer la maleta y marcharse a otro país sin tener ni idea de qué harán allí (Alemania es un favorito y me preguntan cómo hacerlo).

esa es la crisis que he visto hoy en las festivas calles de Oviedo. junto al dinero, les (¿nos?) han robado la capacidad de soñar.

no hay derecho.

[foto]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *