IMG_20141004_165428

Hace unos meses que medito sobre la normalidad y la insatisfacción personal crónica,  las crisis existenciales y de identidad  y el síndrome del impostor/a como parte demasiado importante de las vidas que veo a mi alrededor. No hablo de la gente que conoces tú, sino de la que he conocido yo.

Hoy, nada de estadísticas oficiales. Pura y dura observación personal, segada, parcial y situada. Esto no es ciencia, es opinión.

Doy mucha importancia al demagogo concepto de normalidad, quizás porque yo mismo llevo unos 13 años descentrado, esto es, lejos del entorno o centro de normativización en el que se desarrollaron la mayor parte de los cimientos de mi noción de la identidad. Lo normal es, por tanto, para mí, lo acordado, tácitamente o no, como tal en un determinado contexto. Por este hecho he llegado a una clasificación terriblemente acientífica, insultante y relativamente banal, pero que, en mi experiencia -que no espero compartas-, funciona, como tantísimas cosas en este mundo, en una proporción a su favor de 80%/20%. En la última década y pico he vivido en dos continentes, cuatro países, ocho ciudades. He tenido el privilegio de ganar, perder y mantener amig@s de múltiples orígenes, y contextos socio-económicos. He conocido personas nativas de una cultura que me han guiado por sus ciudades/idiomas/costumbres… y he vagabundeado con extranjer@s por culturas extranjeras. En estos encuentros, en todos ellos, es en lo que baso mi teoría de la normalidad/felicidad al 80%/20%:

 

  • El 80% de las personas que conozco que viven centradas en su propia cultura son normales y viven vidas normalmente felices. Es decir, no destacan demasiado de sus coetáneos y coterráneos en cuanto a sus modos, aunque cada persona puede manifestar diferencias en lo accidental. No son significativamente más felices ni más infelices que los demás, según el baremo creado por la normalidad que les rodea, puesto que no presentan grandes altibajos emocionales, salvo en circunstancias excepcionales. El 20% de las personas que conozco que viven centradas en su propia cultura son anormales y viven vidas anormalmente felices. Es decir, destacan respecto a sus coetáneos y coterráneos en cuanto a sus modos y, en muchas ocasiones, en sus accidentes. Son más felices o infelices que los demás, según el baremo creado por la normalidad que les rodea, puesto que presentan grandes altibajos emocionales con notable periodicidad.

 

  • El 80% de las personas que conozco que viven descentradas de su propia cultura son anormales, tanto para la cultura en la que se enclava como para la cultura de la que proceden, y viven vidas anormalmente felices. Es decir, destacan entre sus coetáneos y coterráneos -tanto de origen como de acogida- en cuanto a sus modos, aunque cada persona puede manifestar también diferencias en lo accidental. Son más felices o infelices que los demás, según el baremo creado por la normalidad que les rodea, puesto que presentan altibajos emocionales con notable periodicidad. El 20% de las personas que conozco que viven descentradas de su propia cultura son relativamente normales, tanto para la cultura en la que se enclavan como para la cultura de la que proceden, y viven vidas relativamente felices según las normas en las que se mueven. Es decir, destacan tan solo parcialmente respecto a sus coetáneos y coterráneos en cuanto a sus modos y, en muchas ocasiones, en sus accidentes. Son moderadamente más felices o infelices que los demás según el baremo creado tanto por la normalidad que les rodea como por la de su contexto de origen, puesto que presentan ligeros altibajos emocionales con cierta periodicidad.

 

Quizás esto sea una perogrullada, quizás una estupidez, o quizás saber esto, que tanto la  normalidad centrada como la anormalidad descentrada tienen sus ventajas y peligros, sea una de las lecciones más importantes que he aprendido en estos últimos años.

Imagen

mucha gente no tiene trabajo. mucha gente tiene miedo a perder el trabajo que tiene. mucha gente se cree esa gran mentira ampliamente televisada de que la crisis es culpa suya, por pedir el crédito para la casa, la nueva nevera, el nuevo coche.

esa crisis es horrible.

hoy, paseando por Oviedo y hablando con la gente me he encontrado con la otra crisis, la que no se pasará en tres años, la que dejará cicatrices aún más profundas: he hablado con gente joven que no sabe qué significa ser osado. que no concibe hablar en serio de algo tan básico como “el derecho a un trabajo digno”. que son suficientemente estúpidos para quedarse de brazos cruzados y esperar que alguien les solucione la vida (laboral, creativa…). que están desesperados y quieren hacer la maleta y marcharse a otro país sin tener ni idea de qué harán allí (Alemania es un favorito y me preguntan cómo hacerlo).

esa es la crisis que he visto hoy en las festivas calles de Oviedo. junto al dinero, les (¿nos?) han robado la capacidad de soñar.

no hay derecho.

[foto]

PORTADA Casas y viajes. Retornos y residencias - Ignacio Vega Matilla

hace unos días decidí compartir mi poemario “Casas y viajes. Retornos y residencias” de manera gratuita a través de procesoscreativos.com.

tengo que decir que, hasta ahora, está siendo una muy buena experiencia: más gente ha tenido acceso al poemario en cuatro días que en los meses anteriores, y las visitas al blog han aumentado… ¿quizá porque la lectura de esos poemas fomentó la lectura de los textos (relatos y demás) anteriores?

ésta forma de publicar, en sentido estricto “hacer público”, mis textos nace del deseo de escribir y compartir lo que escribo con otras personas, obviamente no responde a una estrategia de monetarización. no gano nada de dinero con ello, es más, pago cada año por el alojamiento y dominios de los blogs… y seguiré haciéndolo con gusto mientras tenga textos que escribir y gente a quien le interese leerlos.

en cualquier caso, aquí tenéis el enlace a “Casas y viajes. Retornos y residencias” disfrutadlo, compartidlo, etc, etc 🙂

otro diario en papel que desaparece… inevitable, aunque parezca triste. desde luego, un horror para los cientos de profesionales que perderán su empleo.

pregunta:

¿por qué no ofrecen un servicio de noticias web con subscripciones, apps, anuncios por cada artículo, donaciones directas de los lectores o algo así?

no sería tan mala idea utilizar la estructura del periódico para crear una versión online, quizá más pequeña, que proporcionara información a través de diferentes canales… otros periódicos han hecho lo mismo y siguen estando ahí.

el papel no es el futuro. el papel quedará como un reducto para ediciones de lujo y cosas así. entre otros motivos, porque el papel no es sostenible y la gente quiere formatos que se puedan almacenar con facilidad, indexar, etc, etc.

supongo que, si La voz no ha adoptado este tipo de medidas será porque no creen que pudieran obtener buenos resultados siendo sólo una web.

lo dicho. una lástima por las personas que se quedan sin trabajo y una pérdida para la variedad informativa de la región, pero debemos entender que éste es el signo de los tiempos. la creación de contenidos fuera del ámbito digital está en vías de extinción (y es para nuestro bien general)

#interesante

LA VOZ DE ASTURIAS pone fin a 89 años de periodismo y servicio a todos los asturianos – La Voz de Asturias

attached image

por fin se reconoce la importancia de Linus Torvalds, el creador del núcleo de Linux, que lleva 20 años permitiéndonos trabajar con ordenadores personales, servidores y, en los últimos años, teléfonos inteligentes.

el kernel de Linus, junto a las herramientas GNU, dieron lugar a Linux, facilitando el acceso a millones de personas al más robusto sistema operativo que existe (por mucho que le pese a Apple o Microsoft) y que está cobrando cada vez más importancia en nuestro mundo.

Gracias a la genialidad de Linus, empresas como Canonical o Google pudieron desarrollar su labor y crear productos abiertos y “libres” tan respetables como Ubuntu (sin duda la distribución de Linux más accesible para el público en general) o el sistema operativo de teléfonos inteligentes más extendido del mundo, Android.

Un merecidísimo premio para el señor Torvalds.

Noticia #interesante para el mundo de la cultura libre.

Linus Torvalds, ‘Nobel’ de tecnología

attached image

publicado originalmente en Google Plus

Joel Stein habla acerca del fenómeno, reciente, de adultos enganchados a libros que, en un principio, estaban destinados a niños o jóvenes, como las sagas de Crepúsculo, Harry Potter o, ahora, The Hunger Games.

Dice Stein que los adultos no deberían rebajarse a hacer cosas para niños, y aquí incluye también escuchar música para adolescentes o celebrar tu boda en Disneyland.

No conozco al señor Stein, pero me da la impresión (por otras cosas que ha escrito para la revista Time) de que busca presentar un perfil de sí mismo cercano a la “lectura para adultos”, por aquello de que su primer libro se publica en mayo, según informa la bio al inicio del artículo.

Yo creo que cualquiera es muy libre de leer lo que le de la gana, es su problema, no el mío. Y ese argumento que empieza a ser más que común acerca del empeoramiento de la literatura contemporánea, es ridículo. Ahora tenemos más libros a nuestra que en cualquier otro periodo de la historia, y, por lo tanto, hay más personas que leen… algo.

Sigue habiendo gente que lee a Bolaño, o a Wallace, o a cualquier otro escritor/a cuyo estilo busque que quien lee lo haga a conciencia, pero hay más gente que decide llegar al libro como se llega a una película de fin de semana, buscando una historia que entretenga, que emocione, que haga todas esas cosas que la literatura debe hacer, pero sin complicaciones.

Quien piense que Harry Potter es un libro para niños y que sólo debería interesar a estos, no entiende muy bien el mundo en que vive.

Ahora bien, vamos con la parte más snob, estoy convencido de que existen múltiples parámetros para juzgar qué es buena literatura y qué no lo es. Según los míos, Crepúsculo, por ejemplo, no es buena literatura porque no nos ofrece nada interesante en la prosa de la narración, ni en el desarrollo del argumento, ni en la estructura de la obra, ni en la construcción de los personajes. Pero eso no importa si la historia en sí es de tu gusto. Si no te importa seguir un argumento que es predecible en demasiados momentos, entonces no tienes por qué preocuparte. Millones de personas encuentran esos libros fascinantes, y no hay nada intrínsecamente malo en ello. Estas historias no suelen ser buena literatura porque no buscan la calidad en ese área sino en el del entretenimiento accesible a todos. De 10 a 100 años, como algunos puzzles.

Los adultos podemos enfrentarnos a libros más maduros, más complejos, que los niños o jóvenes lectores, pero eso no quiere decir que todos tengamos que hacerlo. [Aunque seguirá habiendo muchos que lo hagamos así]

Si el señor Stein eligiera un libro determinado como su vaca sagrada de la alta literatura y estudiase cuántas personas han leído ese libro en los últimos años, posiblemente descubriría que las cifras van en aumento. Cada vez se lee más, de todo tipo de literatura, porque cada vez es más fácil acceder a los libros en sí.

Los adultos leen, en definitiva, lo que les da la gana.

… otro problema es, como se ha dicho varias veces ya, que la literatura de vampiros haya acabado con la llamada chic lit, pero eso ya es harina de diferente costal.

#interesante

Adults Should Read Adult Books – Room for Debate

attached image

Media_httpwwwenriqued_qgihb

Pinterest, el agregador de contenidos / libro de recortes que saltó a la fama el mes pasado por su excepcional crecimiento y la presencia mayoritaria de mujeres como sus usuarias, ahora está recibiendo golpes por todas partes debido a que puede estar atentando contra las leyes del sacrosanto copyright… parece que a muchas empresas les parece un insulto que quienes usamos Pinterest tomemos imágenes de ejemplo para recordar cosas interesantes, de manera que luego podamos volver a sus fuentes de origen. es decir, se ataca la referencia, algo tan básico para la supervivencia de internet como el propio sistema de enlaces.

Enrique Dans habla de esta situación y de la problemática tendencia a entender el copyright como un sistema que limita la difusión de cultura en vez de protegerla.

vía email from cajón de sastre de nachovega

[publicado en Google +]

el FBI cierra Megavideo (y pronto habrá otra página tan importante, o videobb aumentará su inversión en servidores y ocupará ese puesto) porque creen que una solución tecnológica puede dar respuesta a un cambio de paradigma social. "el pueblo de Internet", como dice Jeff Jarvis, quiere tener acceso fácil a contenidos, si las industrias del cine o la música no lo ofrecen… lo buscarán en otros sitios, ya sea esto legal, alegal o ilegal.

el ataque de Anonymous a webs gubernamentales y de las industrias "culturales" de EEUU es solo una pequeña anécdota comparado con el malestar que esto va a generar entre los millones de usuarios de Megavideo y demás páginas de la empresa. no se trata de que se vaya a atacar en el sentido más estricto a ningún servicio, sino que esto merma la confianza en las leyes que protegen obtusos intereses de unas industrias que no están perdiendo clientes sino ganando adeptos… otra cosa es que no sepan ganar dinero con esta situación porque cae fuera de sus métodos tradicionales.

el mundo ya ha cambiado y hay quien no quiere verlo.

en unas décadas, miraremos atrás y pensaremos ¿cómo es que la clase política del cambio de siglo no comprendió que el movimiento de Anonimous y los "Indignados" de diferentes países, etnias e idiomas eran una y la misma muestra de descontento de una población con herramientas y ansias de democracia igualitaria frente a sistemas anclados en jerarquías alienantes que anteponen los deseos (económicos, principalmente) de un@s poc@s a la voluntad manifiesta de much@s?

Anonymous responde con ataques al cierre de Megaupload

*&refresh=31536000&resize_h=120&no_expand=1
Tumban las páginas web del Departamento de Justicia de EEUU, el sello musical Universal, la industria musical de EEUU (RIAA) y la industria del cine (MPAA).

[desde Google +]

internet mediante satélites gestionados por múltiples aficionados (los llamados proamateur que tanto innovan)

esta idea está basada en el concepto de reparto del trabajo entre interesados, en vez de estructuras fuertemente jerarquizadas, y se plantea como alternativa al internet comercial y controlado por intereses muchas veces ajenos a los consumidores.

*&refresh=31536000&resize_h=120&no_expand=1

"No quiero sólo al público inteligente, sino a todo el mundo en las salas y volver a llenarlas. Con el máximo respeto, quiero a todo el público de Gijón y Asturias, no sólo a los inteligentes".

Dicho por Nacho Carballo, nuevo responsable del Festival internacional de Cine de Gijón, instituido por Foro tras la destitución de Cienfuegos. Parece que a Carballo le parece mal que en el festival INTERNACIONAL…

Mostrar esta publicación »


*&refresh=31536000&resize_h=120&no_expand=1