Madrid lo tiene, Los Angeles también, y Londres. nunca lo he sentido tan fuertemente como en New York. será que veo demasiada televisión, pero es así. sin embargo Berlín se regodea en su humanidad, en su abrazo a la naturaleza y en su apertura de espacios. no tengo la sensación de estar metido en el caos de la city… aunque sí en una capital mundial: cosmopolíta, fea y preciosa al mismo tiempo. y viva, Berlín es na ciudad viva… pero no como New York, que nunca duerme sino como una persona que ha pasado la treintena y conoce muchas respuestas y sabe que hay que descansar para llegar con fuerzas al día siguiente.

Berlín es amable incluso en su dureza. sus niños de la calle -los punks sin crestas pero con perros y guitarras y niñas embarazadas- disfrutan el verano bailando para el turismo hasta que se cansan y se tumban a tomar el sol. supongo que el invierno les encuentra en las estaciones de metro y trenes.

dejo de escribir porque me voy a ver más de esta ciudad.

2 thoughts on “la inhumana hermosura de las grandes ciudades

Responder a Altran Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *