no se trata de hacer cundir el pánico ni de terminar siendo una de las hilarantes entradas de Neoludita, pero es cierto que la tecnología va muy por delante de los usos convencionales de la misma, de modo que, en incontables ocasiones, no nos damos cuenta de todo lo que nuestros aparatos son capaces de hacer… y un ejemplo de ello son las “geoetiquetas” grabadas por nuestros teléfonos inteligentes o cámaras cuando hacemos una foto, y que pueden ayudar a “gentes de malas intenciones y peores vivires” a hacernos la puñeta.

de todo eso hablo en Tecnologia.org 

vía email from cajón de sastre de nachovega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *