«el mio ganó / el mio perdió»

«oh, no. mi candidato no ha salido»

«¿eso va a ser mi representante?»

«¿quién puede haberle votado?»

no me puedo creer todo el revuelo que se está creando por la elección de quien irá a Eurovisión representando a España.

personalmente, el capullo ese [el personaje] no me gusta ni poco ni mucho ni nada. su canción es sexista, y usa muchos conceptos barnizados de racismo «graciosete» -«mi mulata con las bragas en la mano»- que no tiene puta gracia. bueno, si tienes aún 9 años… entonces quizá represente un tabú (pero como era una votación sin mínimo de edad, a lo mejor los niños y niñas de España se han desgastado los dedos de votar, quién sabe).

hoy, mientras iba a votar a las otras elecciones, las que te piden el dni y te plantean el problema papirofléxico de meter la papeleta en el sobre, escuchaba en la radio los comentarios indignados de un par de tertulianos y una tertuliana, los tres titulados por la misma escuela de fracaso intelectual, me temo. hablaban sobre cómo se ha devaluado la imagen que damos de nuestro país y cómo hacer una broma es ahora más importante que ofrecer un buen espectáculo lírico. me sorprendió que la locutora no preguntase en ningún momento si alguno había votado. porque ese es el tema.

el sistema de elección ha pasado este año de las manos de unos pocos a las de -potencialmente- toda aquella persona que quisiera votar -incluso se podía votar desde otros países, creo… a lo mejor fueron nuestros rivales quienes le votaron para sabotearnos. peones negros, aquí tenéis otra conspiración-.

el problema con esta democratización llevada a internet es que no todo el mundo sabía dónde encontrar las papeletas. muchos ni siquiera saben -por edad, medios o interés- cómo usar la papeleta. posiblemente quienes votaron fueron las únicas personas que saben que no hay papeleta -de igual manera que no hay cuchara, porque no ya no hace falta que la haya-.

así que si no sabes cómo votar online -por internet, sms o como sea- pues no votas. te quedas fuera. llámalo brecha digital o estar en otra onda. el tema es el mismo. y por eso el tipo que nos va a representar lo hace de manera democrática pero injusta. si es que te importa. a mi no.

pero hoy es un día para hablar de prácticas democráticas de representación nacional y me pareció una buena manera de empezar el tema.

pd. y quien votó la canción sabe más sobre su contenido de lo que casi cualquiera de nosotros sabemos o sabremos sobre el programa político de ninguno de los candidatos (1), (2) y (3) a gobernar e país. y eso también es una brecha. y una vergüenza.

me ha gustado lo que he visto.

suponía que sería una serie de invectivas, pero no, nada de insultos. sólo que casi no fue un debate real sino una serie de «titulares» hilando el final de cada intervención con el principio de la siguiente. creo que ambos estuvieron bastante correctos, centrados en sus respectivos temas y hubo incluso momentos divertidos, de chulería muy castiza -aquello de «que no se le olvide»… o algo así- que le aportan un poco ese toque por-qué-no-te-calles que tanto gusta en nuestra piel de toro.

si tuviera que decir algo sobre la forma del debate, reducido a la oratoria de los candidatos, diría que Zapatero tiene la ventaja de una dicción y una construcción de oraciones más clara que la de Rajoy. me gustó la manera de atacar de Rajoy, la energía con que saltó al ruedo.

claro que no me convenció porque su energía es la misma que el PP ha mostrado en los últimos 4 años para des-hacer política.

de paso debo decir que no puedo entender la alegría de quienes presentaron el debate… ¿tanto se alegran de hospedar el evento?. mucho jugo para tan poca carne.

… y ya veo como se dicen las estupideces que se están diciendo en 59 minutos -me refiero a MAR- y como los dos bloques se están empezando a dicotomizar al estilo norteamericano: show de postproducción.

pd. ¿de verdad me ha gustado lo que he visto?

me voy a hacer un te. y punto.