relacionado con el mismo tema del que hablaba el otro día, sobre cómo aprovechamos nuestro tiempo, leo este artículo en El País sobre la dependencia de los “nuevos” medios de comunicación y el experimento de tomarse un sabbat no laico respecto a ciertas tecnologías. me resulta llamativo que ya estemos llegando a esos extremos. pero lo entiendo perfectamente… cuando te mueves en ámbitos hiperconectados no es extraño llegar a estar enganchado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *