puta.jpgbrilla el sol en Heidelberg y tenía pensado hablar de un servicio para escuchar música por internet, pero cuando la realidad sonríe, le brillan los oscuros colmillos, y hoy lo hace hablando de la prostitución.

estaba desayunando con la versión digital del diario Público y vi una noticia que habla sobre un certamen de anuncios contra la prostitución, muy interesante. hasta que empecé a leer los comentarios que dejaban los lectores -y uso el masculino porque la práctica totalidad de quienes escriben son tíos-. ahí es donde se ve la opinión que de estos temas tiene una gran parte de la ciudadanía. frases como “las que vienen engañadas son una ínfima parte” se repiten una y otra vez para decir que, sí, bueno, alguna habrá que no sabe a lo que viene… pero la mayor parte lo hacen porque se gana mucha pasta. y lo peor es que eso es lo que se cree, que la Casa de Campo está llena de “PrettyWomen”. indecente. el icono de la prostituta de lujo parece ser más importante que la realidad de la prostituta de acera o la de club-prisión.

la mayor parte de las mujeres que se dedican a la prostitución en España lo hacen porque se ven obligadas a ello… la idea de que la prostitución es voluntaria responde sólo a un mito machista, algo así como “si en el fondo les gusta”. y eso resulta terrible. según los últimos informes “únicamente el 5% de las prostitutas ejercen voluntariamente” y, como indica el INFORME DE LA PONENCIA SOBRE LA PROSTITUCIÓN de las Cortes Generales, 2007, pg 42, la proporción de prostitutas inmigrantes y nacionales está en una proporción del 90% al 10%… es decir, que la mayoría de prostitutas vienen de fuera y que la mejora de las condiciones laborales y vitales de las españolas hace que, salvo situaciones extremas, no se recurra a la prostitución como fuente de ingresos.

las mafias que engañan y mantienen secuestradas a las prostitutas extranjeras en el circuito de los clubes de alterne -recordemos que muchas veces las van “rotando” entre diferentes ciudades, llevándolas de un club a otro sin que ellas puedan hacer nada, puesto que los proxenetas suelen confiscar su documentación y les impiden moverse con libertad.

a partir del artículo en Público encontré otro en ADN.es que trata el tema de la prostitución de manera más profunda… y los comentarios de los lectores siguen en la misma línea “pocas lo hacen por presion, la mayoría lo hacen por ser dinero facil y rápido!!!” o incluso se explica “¡plagado de mentiras, patrañas y sensiblería barata! ¡Mafias, esclavitud, secuestros! ¡Anda ya! (como dicen por estos secarrales) TODOS saben que el hombre latino es “`putero” visceral, infiel y libertino … ¿Acaso le haría “el favor” a una veinteañera “decente” pero avejentada, con manos llenas de callos y arrugas en la cara debido a su honorable trabajo de cocinera o limpiadora ¡no os rasgueis las vestiduras!” que sin sexo, alcohol y una buen plato se os acaba la vida…

y lo malo es que incluso cuando pensamos que estamos siendo responsables nos metemos en terreno resbaladizo, por ejemplo al hablar de legalizar la prostitución para evitar las mafias… según mi experiencia en Holanda, de la que ya hablé hace meses, las mujeres que están en el Red Lights District siguen en manos de mafias… qué más da que paguen impuestos si siguen siendo chicas -a veces poco más que adolescentes, apenas cumplidos los 18- que posan casi desnudas tras estrechas ventanas en calles turbias donde aún más turbios hombres “navegan” con las gorras caladas hasta las cejas,las manos en los bolsillos y buscando de reojo la mercancía que les hace más ilusión. todo ello controlado por la atenta mirada de esos otros tipos, de aire peligroso y tan oscuro como los propios clientes, que vigilan desde las esquinas y se mueven rápido si algún borracho intenta pasar a una cabina a la que no ha sido invitado. ¿crees que esos tipos son de la policía?, ¿crees que esas chicas, la mayor parte de Europa del Este, pagan sólo a la seguridad social por sus cuatro horas de ventana alquilada a 100€ la hora?.

y qué pasa en Las Vegas, EEUU… donde caminas porla calle y te entregan flyers de chicas con las que quedar en una habitación de motel. “dos chicas de tu elección 99$” decía uno que me dieron hace un par de años. la prostitución es también legal allí y eso no impide que

si hay mafias en sociedades en que la prostitución está legislada y organizada desde hace años… ¿qué no habrá en los países en que se hace la vista gorda ante “algo tan natural”?.

ellas, las mujeres a las que llaman putas , lo tienen difícil para salir de ese mundo, y eso es terrible. pero son los otros, los clientes, los que lo tienen muy fácil para entrar -en el club de carretera, en el garito de la esquina en cualquier ciudad, en el establecimiento alumbrado por un farolillo rojo- esos son los cabrones contra los que hay que ejercer presión policial, a esos hay que castigar.

en una sociedad ideal, el negocio del sexo sería uno más y yo apoyaría su existencia. en libertad. pero no estamos en una sociedad ideal y la prostitución no es un trabajo más. es una forma de esclavitud moderna.

nunca he tenido reparos a la hora de hablar sobre sexo en mi vida offline, y la verdad es que tampoco me pongo muchas cortapisas si quiero tratar algo sexual en este espacio, pero reconozco que nunca he tenido la necesidad de ser explícitamente sexual en un post… cosa que no a todo el mundo le pasa.

estoy buscando blogs para analizarlos un poco desde el punto de vista comunicativo y con una perspectiva de género -lo que quiere decir que me he pasado unos cuatro días buceando por la blogosfera española, leyendo de todo, desde comentarios tecnológicos hasta historias de lágrima y espada escritas por gente poco más joven que yo… que me hacen sentir muy viejo.

uno de los blogs con los que me he encontrado es nevera de soltera, que dejó en su blog hace unos cuantos meses un post titulado “líbido veraniega“, muy cortito pero que impactó a sus lectores.

la verdad es que lo que dice tampoco es tan fuerte… aunque sí resulta gracioso y quizá vulgar si eres de esas personas -¿lo eres?, ¿qué haces aquí?- pero tampoco es nada que te deba desconcertar.

lo que me llama la atención, y mucho, es la cantidad de comentarios que generó ese post en concreto, no sé si es el que más comentarios tiene del log, supongo que no, pero si es de los que más participación ha suscitado. y eso hace que me pregunte ¿a qué carajo vamos a los blogs?, ¿qué esperamos?. porque si es algo así o que nos mueve a participar… además en un blog personal como el de ella, que no incita a la lascivia desmedida ni ninguna cosa así.

¿pasaría lo mismo si yo, que soy un tio, pusiera algo parecido? -no os molestéis porque posteo dos veces el mismo día sobre cuestiones de niñas y niños- me temo que no. sería simplemente un comentario sexual de un tío en su blog. posiblemente alguien haría alguna broma, nos reiríamos ya ya está… pero ella recibe casi el doble de intervenciones por escribir -no decir sobre sí misma- que X, quizá ella, quizá el personaje de su micronarración, está caliente.

está claro que cuanto más te fijas en cuestiones de estas -que significa querer follar cuando eres chico o chica- más casos como este encuentras. lo que me lleva a recordar cierta conversación de cervecería con Altran y Luis -que de vez en cuando se deja, sorpresivamente, caer por aquí- sobre el tipo de educación sexual que hemos recibido muchos, por desgracia, y muchas en España. por tener una determianda herencia cultural fruto directo de cuarenta años de oscurantismo franquista. no quiero decir que en otros países eso no fuese a pasar, pero estoy seguro de que pasaría mucho menos.

posiblemente porque en otros muchos lugares de eso que llamamos occidente, el sexo es algo bastante normal y no hay por qué escandalizarse porque una chica diga que tiene ganas de sexo. bueno, y luego está EEUU, en donde es normal pero está mal, pero es natural, pero no se dice, pero todo el mundo es super kinky, pero si te metes mano en un parque te ponen una multa. de verdad.

uf, no sé de dónde salió ese arremetimiento contra mis amigos del norte de México. volviendo al tema, cuantos más blogs escritos por mujeres leo, y vam muuuuchos en esta semana pasada, más me doy cuenta de que hay algo especial en casi todos ellos… y veo el borde del esencialismo tan cerca que me da vértigo… pero se trata de cultura y de condicinamientos y de educación y de formas de relacionarse con el propio cuerpo y de tomar la palabra… y muchos “ies” más.

espero que te hagas una idea de lo que me llama la atención.

¿cómo demostrar que el tema te interesa de verdad y que estás inmerso en el debate cuando tienes que hablar constantemente de “ellas”y “sus” problemas?

supongo que al principio ni siquiera pensaba en que eso pudiera ser raro, pero ahora lo es. crea una diferencia cualitativa desde el moneto en que empiezo a hablar.

contextualicemos: estoy en un máster de estudios de género -bueno, realmente, estudios de las mujeres- y cada vez que intervengo o escribo un trabajo me posiciono desde el “yo” más claro, nada de buscar conocimientos absolutos, reconozco en todo momento mi “Situación” mi punto de partida y desde dónde estoy mirando… y eso contrasta con el nosotras, o el yo de mis compañeras. está claro que es estúpido pensar que por pertenecer a u grupo vas a poder analizar mejor dicho grupo, eso no siempre pasa -aunque potencialmente es así, ¿no?. no te hace falta acercarte al grupo porque estás dentro de él… y aquí está el problema. a pesar de lo dicho tengo la sensación -estúpida- de que a mi forma de análisis siempre le va a faltar una cierta autoridad que te confiere el sexo.

¿hace falta ser mujer para ser feminista?, no. ¿hace falta ser mujer para hacer estudios de la mujer?, no. pero es verdad que das menos el cante y que el uso de la primera persona crea una sensación de pertenencia y respaldo de la experiencia que mi tercera no logra.

qué le voy a hacer, son las ironías del sexo y sus estudios.

no quiero que parezca un caso de discriminación ni nada de eso, no van por ahí los tiros. el caso es que cuando estableces una distancia entre los que investigas -los sujetos de la investigación sobre los que hablas- y tú mismo como sujeto investigador, estás en desventaja con quienes pueden contarse casi como parte de la muestra.

eso me hace pensar en el valor de la experiencia… enorme. en caulquier otro caso diríamos: “por supuesto que alguien de España, con la educación pertinente, tiene más fácil el estudio del castellano. quizá alguien de EEUU pueda llegar a ser una especialista en el tema, pero cuando es tu lengua materna y conoces todos los giros y expresiones, la dificultad es menor”. aquí el tema va un poco en esa dirección. aunque el ejemplo es un poco capcioso.

en fin, habrá que seguir esforzándose para llegar a algún lugaar mínimamente interesante.

Bella+%22Kitty+Red%22+Closeupnunca me había considerado una persona demasiado consciente de mi cuerpo hasta que llegué a Alemania. nunca había sido demasiado vergonzoso a ese respecto. procuro que no me afecten las modas de lo corporal, así que no me avergüenza no tener unos abdominales perfectamente marcados o una espalda de Phelps. me llevo bien con mi cuerpo. pero cuando llegué a Alemania y fui por primera vez a un complejo de balneario, bueno, ahí descubrí que el estar desnudo frente a otra mucha gente no me era del todo fácil. entonces empecé a pensar en la problemática del cuerpo. no se trataba de ningún complejo sobre mi propia corporalidad sino de la ruptura de un tabú sobre mi desnudez en relación a la de otras personas. mi desnudez socializada.

anteayer decía que la presión del credo católico sobre nuestra relación con lo corpóreo es enorme, inmensa. lo mismo pasa en Italia -más aún ya que incluso hacer topless está prohibido en la mayor parte de las playas- y lo mismo se aprecia en un país como Alemania en las regiones de mayor influencia católica, lo que resulta muy interesante.

desde nuestra tierna infancia nos han enseñado, a una gran parte de la población española, que un cuerpo desnudo es algo que no se debe mirar. las revistas que muestran cuerpos desnudos en sus portadas eran, hasta hace muy poco tiempo, revistas pornográficas en su totalidad. cuando yo era un niño, los desnudos en televisión eran motivo de censura y uno de los mayores bochornos que uno podía recibir era ser visto desnudo en público -recuerdo los traumas de algunos compañeros por tener que cambiarse de ropa antes de la clase de gimnasia-. esa es una muestra de que se nos enseña a temer el desnudo desde pequeños. puedo decir que en otras partes, verbigracia Alemania, se enseña que no se puede estar desnudo en cualquier parte pero no es raro que las familias enteras vayan a nadar a lagos -que en España llamaríamos nudistas- o a balnearios, termas… sin que eso sea nada extraño.los niños y niñas lo ven como algo natural, sin ninguna vergüenza.

no creo en el naturismo como forma de vida, estoy seguro de que es muy digno pero no me va. sin embargo creo que hay facetas de nuestra vida -no sólo personal sino también social- que serían mejores si aceptáramos con mayor facilidad la existencia de nuestro cuerpo y el de otras personas. por ejemplo, ya que el sexo parece estar detrás del tabú del desnudo, estoy seguro de que nuestra vida sexual sería mejor sin esa carga de ignorancia que acompaña en muchos casos a la negación de lo corpóreo.

el problema de sexualizar todo cuerpo desnudo nos lleva a perdernos en un deseo que ronda la perversión: si no puedes ir a una playa sin dejar de excitarte porque ves a hombres con poca ropa o a mujeres haciendo topless es que hay algún problema con tu equilibrio sexual. el deseo es normal… pero que la simple visión de un cuerpo desnudo equivalga a la excitación sexual, no creo que eso sea bueno.

no me quiero extender más sobre el tema porque estoy dando vueltas sobre lo mismo, pero creo que le debemos a nuestro cuerpo una reflexión al respecto.

¿en qué clase de país voy a pasar el próximo otoño?

por lo visto tienen asumido que la gente tiene encuentros carnales -me refiero a los de follar, no a los gastronómicos… o también, no sé- en los parques a falta de sitios mejores, y la policía lleva tiempo pasando del tema. así que desde esta semana, en famoso parque Vondel se pueden mantener encuentros sexuales siempre que sea por la noche y sin montar mucho escándalo, que la gente también tiene que dormir sin pasar excesiva envidia. y, claro está, tampoco se podrán dejar restos u organizar sesiones amatorias en las zonas en que juegan los infantes por el día. todo este proceso supondrá una liberación para la policía que ya tendrá más claras sus prioridades: por o visto una de ellas es perseguir a las mascotas que vayan sin correa. curiosa prioridad, digo yo siendo tendencioso y demagogo. échale un ojo a la noticia en sí, que no te quiero engañar demasiado.

esta medida me resulta bastante penosa en los tiempos que corren, sin reflexivo. porque, si pensamos en qué nos están diciendo llegamos a la conclusión de que esos parques son refugio de todas aquellas personas que no pueden disfrutar de se sexualidad en otras partes -y una pequeña parte de quienes conocen el morbo de llevar lo íntimo al foro público-. ahora mismo, el parque, el más grande de la ciudad, si no me equivoco, es lugar de encuentro clandestino para parejas principalmente homosexuales, así que ya vemos el patrón de espacio para lo marginado. ahora se sumirán curios@s y mirones.

aquí esas cosas no triunfarían. por una parte nuestra moral católica nos impide pensar -a nivel institucional- en que la gente tiene sexo, y por eso las medidas destinadas a la educación/información sexual que no se puedan camuflar como prevención de enfermedades o embarazos tiene muy mala prensa por estos lares. aún recuerdo cuando en el consejo de la juventud se daban los cursos de sexualidad y aquello parecía una reunión del PC en los años 50 -ibas con alegría pero no molaba que lo supiera la panadera-. y ahora tres cuartos de lo mismo, por lo que sé de quiénes dan charlas en secundaria sobre educación sexual: si te sales del condón corres el riesgo de que te llamen perversora de menores. en eso los EEUU nos llevan ventaja: ya hay una sentencia del año [inserta fecha correcta, paso de buscártela] por la que una profesora fue retirada de su puesto por hablar de la masturbación como algo “normal” en la clase de educación sexual. aquí aún parece lejano el día en que se trate el tema con cierta naturalidad… así que los parques seguirán siendo para las palomas, los viejecitos y las pandillas de postadolescentes grabando con el móvil sus vergonzosas orgías -¿en que habrá acabado todo aquel tema?- o avergonzando vecinos en ciertos portales o llenando el Naranco de coches que germinan por la noche -como honguitos qué monos- y desaparecen al calor de las luces azul viagra de las patrullas.

me alegro por los Amsterdanitas, que al menos hablan del tema. pero el tema es que con el frío que hace en esas tierras… no sé yo. o sí.