desde G+: La periodista Helene Zuber, corresponsal de Der Spiegel en Madrid dice sobre la percepción española de Alemania

La periodista Helene Zuber, corresponsal de Der Spiegel en Madrid dice sobre la percepción española de Alemania:

“Los medios la dibujan [a Merkel] como una bruja sin corazón y solo pendiente de sus cálculos políticos. Esta imagen de la canciller ha contagiado la percepción global de Alemania. Pero cabe subrayar que, al margen de sus errores, Merkel representa solo una coartada porque Mariano Rajoy hace lo mismo en España. De hecho, el Gobierno del PP esconde la realidad por un cálculo político y para evitar hablar de un rescate muy probable.”

el artículo, firmado por Miguel Ángel Villena, describe un cambio en la percepción del país germano desde España y viceversa. la crisis necesita tener un origen que podamos señalar con el dedo acusador y convertir en enemigo… y el hecho de que Alemania se beneficiara inicialmente de la caída española ha ofrecido a muchos, incluido el gobierno, un chivo expiatorio muy conveniente.

el problema es que Alemania no ha causado la crisis. la crisis la causaron y mantienen en funcionamiento quienes especulan brutalmente con el valor de los países y las vidas de sus habitantes. pero ése es otro tema.

los estereotipos nacionales sirven para mucho más que para hacer chistes. influyen en la mentalidad de los votantes de cualquier país y hacen que, por ejemplo, en España se vea a Merkel como causa directa del despido de personal docente en los institutos españoles o de los recortes sanitarios. pero, seamos honestos, cualquiera que lea los periódicos se dará cuenta de que Alemania, como primera potencia europea, fija objetivos económicos que nuestro gobierno (electo democráticamente, con todo lo que eso quiera decir sobre la visión política de millones de mis paisanos/as) decide como alcanzar. Alemania pone objetivos porque es quien está soltando más pasta en esta operación de rescate. si nuestros dirigentes deciden aceptar el dinero, como hicieron, es normal que haya condiciones. eso de que el rescate no afectaría a las familias fue otra mentira más.  hubo consecuencias con el primero, que fue un regalo para la banca pero pagaremos tod@s, con el segundo, que fue una corbata de esparto en el horizonte, y las habrá con el que se aproxima, que ya instala la horca que asfixiará el futuro de nuestro país durante generaciones.

lo de despedir profesorado y demás no es otra cosa que la política del PP de privatizar y desmembrar el sector público para beneficiar a amigos y familiares. España es un país con un elevadísimo índice de desvergonzada corrupción política, aceptémoslo. lo de desvergonzada lo digo porque, en otros lugares, cuando te pillan con la mano en caja, te vas sin honores con el rabo entre las piernas. en España no. nuestra clase política no tiene vergüenza.

por eso (ahora llega la segunda arte de los estereotipos) el pueblo alemán piensa en España como, además de la fiesta, los toros y el alcohol, el sitio en el que la gente no se toma la vida en serio y es incapaz de asumir responsabilidades. eso es lo que leen en los periódicos cada vez que se descubre una trama de corrupción en el gobierno o la Casa Real y nadie pierde puesto o título.

tanto el estereotipo español como el alemán son, obviamente, erróneos. pero ambos se ven alentados por el tono de ciertos artículos periodísticos y por las intenciones de políticos y banqueros en ambos países.

otro dato #interesante en el desequilibrio de percepciones lo encontramos en el área educativa. como dice el artículo, en España se aprende alemán principalmente a consecuencia de la crisis por motivos puramente económicos, mientras que en las universidades alemanas el español se estudia desde hace ya décadas como lengua de transmisión de cultura y de los negocios. cierto que muchos de mis estudiantes aprenden la lengua de María Zambrano (por no desgastar a Cervantes) para poder comunicarse mejor cuando salen de Lloret o Mallorca, o para poder trabajar en empresas que hacen negocios con Hispanoamérica, pero los números no mienten, se interesan por nuestro país más que nosotros por el suyo.

unamos desconocimiento (Alemania no es, para muchas personas, más que salchichas enormes, cerveza y nazis, dice Villena) con rabia y aparente impotencia frente a la crisis y sazonemos todo con una puntita del Deutsche Bank y demás ganando euros a costa de España. agitemos con la presencia de una canciller fuerte: lo que obtenemos es una mujer supuestamente sin corazón a la que culpar de todos nuestros males.

Metroscopia dice que la valoración favorable española de Alemania ha bajado un 10% en dos años y que la imagen de Merkel (muy favorable en el 2010) pasa de estar en segundo lugar al sexto. este empeoramiento de las opiniones resultaría inocuo de no se que los países funcionan como cajas registradoras en las que los votantes determinan quién se lleva el monto. de ahí que la opinión del pueblo español o alemán, da igual lo ridícula, obtusa o cerril que sea, sobre el otro país, tiene mucha importancia.

aprender más sobre Alemania o informarnos sobre la crisis en medios no españoles ni alemanes no nos va a sacar antes de la crisis… pero puede que nos aporte claridad sobre las mentiras que nos cuentan nuestros propios gobernantes.

Alemania-España, recelos mutuos

attached image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s