cuando tu información viaja en portátil… y te roban en casa

My+Bagleo en el periódico de hoy algo que a una buena amiga le hubiera sido muy útil ayer: “Cómo blindar el portátil contra el robo“. hubiera estado genial que ella hubiese leído ese artículo antes de que algún indeseable entrara en su casa y les desvalijara la casa, robando, entre otras cosas los dos portátiles que ella y su pareja usan para trabajar -mi amiga es profesora de español y copywriter, y su marido lleva su negocio a través de una tienda online- así que los dos se han encontrado con el grave problema de que casi toda su información está ahora en manos de quién sabe quién.

está claro que, como casi todo el mundo, dejando a un lado al sector geek, el concepto de backup es muy selectivo… copiamos nuestras fotos y quizá algún documento ocasional que queremos tener en varios sitios -por ejemplo un dvd o un usb- pero no son muchas las personas que hacen copias de seguridad periódicas pensando en situaciones de catástrofe.

supongo que es cuestión de tiempo el que nos adaptemos a que nuestra información es móvil, no sólo porque esté “en la nube” sino porque los soportes que usamos para almacenarla y acceder a ella son cada vez más pequeños y están presentes en más momentos de nuestra vida. por ejemplo, ahora casi todo el mundo en Europa tiene al menos un móvil… en el que guarda la información de contacto de sus amistades, las fechas que debe recordar -cumpleaños, reuniones…-, la música que le gusta y, muy importante, las fotografías que saca con la cámara del teléfono. así que ahora, si pierdes tu terminal no se trata sólo de que no puedas llamar en el momento, sino de que quizá hayas perdido la mayor base de datos sobre cómo contactar con la gente. antes era bastante normal que te supieras de memoria los números de la gente con la que hablabas regularmente, pero ahora casi todo se hace a través de la agenda y la marcación rápida… así que yo, por ejemplo, sólo conozco de memoria aquellos números a los que llamaba antes de tener móvil o quizá aquellos que ahora marco esporádicamente desde diferentes terminales -desde mi móvil holandés o a través de Voip- y eso constituye un total de unos siete números. si hoy perdiera mi teléfono, perdería la mayor parte de mi agenda… de no ser porque hace unos meses empecé a hacer copias de mis números vía bluetooth para tener una copia de la agenda en mi portátil y en mi cuenta de correo.

ese tipo de soluciones, que no nos cuestan mucho -ni en dinero ni en tiempo- nos evitan sufrir pérdidas que pueden ser muy importantes.

en el caso de mi amiga, la mayor parte de las actividades que ella prepara para sus clases estaban en el disco duro del ordenador robado… sin copia externa más que algunas versiones en papel, eso quiere decir que, con suerte, recuperará unas pocas páginas del trabajo de varios años y que tendrá que volver a escribir un montón de cosas.

antes, cuando lo normal era tener un ordenador de sobremesa -qué pasa que los portátiles los usamos bajo la mesa o qué… no entiendo esa distinción, pero bueno- el hecho de que te robaran era más difícil… no es lo mismo robar dos ordenadores, un dvd y varios mp3 -que te ocupan poco- que intentar robar dos cpus, un vídeo y un par de mini cadenas. así que volvemos a la portabilidad, y de ahí a la necesidad de pensar en nuevas medidas de seguridad. y así constantemente.

la verdad es que yo no tengo ninguna receta mágica, ni la desfachatez suficiente para escribir un post titulado “las cinco mejores maneras de proteger tu ordenador contra ladrones”, como he visto en muchos blogs, repitiendo una y otra vez las mismas técnicas que no son 100% seguras -como usar rastreadores de ip, encriptar los discos duros, usar carcasas de seguridad o candados de portátil, instalar software que haga fotos con la cámara del portátil y las mande a un servidor…-. creo que todos esos métodos tienen diferentes puntos débiles que hay que tener en cuenta, así que yo me decido por la contraseña, el backup y el “no dejar el portátil muy a la vista” como recetas de precaución o paliativos. aunque si me entran en casa y me roban el portátil, está claro que sin él me voy a quedar casi con total seguridad… pero al menos mis datos van a ser recuperables y más o menos inaccesibles. aunque está claro que quien sepa como hacer las cosas puede saltarse con relativa facilidad las contraseñas de inicio de sesión, o hacerse con una cuenta root en mac y desde ahí ver y copiar lo que sea. sigo pensando que lo mejor para evitar eso es dejarse de pijadinas, bajarse una ubuntu y descubrir lo que es la seguridad y simplicidad de un sistema robusto. pero ese es ya otro tema.   

[foto]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s