lesbianas de lujo y ficción californiana

había oído hablar de The L word en muchas ocasiones, pero nunca llegué a ver ningún episodio… hasta ayer.

es una serie que lleva 5 temporadas en antena… es decir, que a la gente le gusta, a mucha gente, que semana trás semana ven cómo se desarrolla la vida de una decena de chicas en Los Angeles. no sería muy diferente de un centenar de otras series que nos reproducen la vida y desdichas y alguna alegría, claro- de un grupo cualquiera… salvo porque ellas son lesbianas, y eso hace, parece, que cambie todo. entre el elenco de personajes hay de todo, la profesional de éxito, la chica dura que se acuesta con todas, la indecisa que oculta su sexualidad, la que está a punto de salir del armario, la pareja que quiere tener hijos… un poco hacen repaso a muchas situaciones que pueden vivir una parejas de lesbianas. y me parece genial que por fin haya una serie sobre el mundo de las lesbianas -porque hasta ahora teníamos temáticas gays en algunas series, y algunas series de temática gay, como Queer as folk o la ridícula Will and Grace, pero esta es la primera vez que aparecen en pantalla -¡durante seis años!- representaciones de amor y entre mujeres, sin ser una creación preparada para la mirada masculina. claro que The L word la ve y disfruta quién quiere, porque los cuerpos que en ella aparecen son de escándalo, como dice una amiga mía “son las lesbianas Calvin Klein. super guapas, super exitosas, super morbosas”. y creo que ese es su principal defecto… que nos vende otra vez el sueño americano del éxito, el consumo y la superación de problemas… pero esta vez con un 45% más de teta y metiendo algún personaje menos blanco que el resto.

¿cuánto tendremos que esperar para ver una serie entretenida que trate sobre gente de verdad?… como la mayoría, quiero decir. por qué casi siempre que aparece un personaje homosexual en una serie es porque la trama tiene que ver con “la problemática de ser homosexual” o “la alegría de ser homosexual” en vez de la vida de un ser humano que tiene, como el resto, una determinada orientación sexual. y, esto me cabrea más, ¿por qué se nos sigue vendiendo la vida homosexual, sobre todo gay, como el culmen del consumismo?. ¿es que las vidas de las personas homosexuales de clase media o baja no son interesantes?. ¿Cuántos personajes de las grandes series son homosexuales?.

creo que veis por dónde voy.

el tema es que ayer me vi unos cuantos episodios de The L word y no me gustó del todo… aunque es genial que exista, entretiene y, claro que aplaudo la pericia de Ilene Chaiken de crear y producir un producto que es interesante -si te gustan las series de enredo sentimental y vital- y tiene un cierto compromiso social -aunque sólo sea por ganar audiencia entre la comunidad GBTL, tocan temas de interés-. así que me quejo, pero reconociendo las virtudes.

es verdad que reflejan modelos de sexualidad lesbiana que son aceptables, o eso me dicen mis amigas, y también que las escenas de sexo -muy abundantes- están tratadas con el suficiente grado de madurez como para ir más allá del humo y el suficiente de elegancia com para no obstinarse con grabar tan sólo el fuego. es decir, que ni cambian de plano cando caen los sujetadores ni están hechas al modo de una película porno.

merece la pena verla.. con un poco de crítica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s