cosas del civismo

un hombre presencia en la calle una agresión ente dos adultos -un hombre agrede a una mujer-, trata de detener verbalmente la pelea y decide llamar por teléfono a la policía. el agresor -la corrección pide el uso del adjetivo “supuesto”, pero me conozco la historia- ve al tipo del móvil y se lanza sobre él; le coge del pelo, le da golpes y el tipo se cae al suelo. días después el cívico ciudadano que quiso llamar a la policía está en el hospital, en coma. cosas que le pasan al cerebro cuando le pegan una buena paliza.

muchos medios, al dar la noticia, recalcan el hecho de que Jesús Neira es profesor de universidad, como si eso añadiese valor de alguna manera a lo que hizo. yo creo que no hace falta.

es lo que se nos enseña desde pequeños: si ves una pelea, no te metas, avisa a alguien que se pueda hacer cargo de ello. cuando nos dicen eso por primera vez se suelen referir a las profesoras; cuando somos mayores está claro que hablamos de la policía; así que el señor Neira jugó según las reglas. llamó a la policía pero le dieron de palos en el iterin. y hasta que no se puso el grito en el cielo porque estaba en coma, su agresor estuvo en la calle.

ahora resulta que la mujer agredida -da igual que ella diga que no; cuando una fuerza superior acomete a otra inferior se produce una agresión- dice que si Neira no hubiera hecho nada, todo se habría solucionado sin ningún problema, y que el hombre con el que estaba forcejeando es un enfermo psíquico al que le faltaba la medicación. osea que el profesor hubiera estado mejor metido en sus libros.

 y lo peor es que tiene razón. todo el mundo sabe que la mayor parte de disputas entre hombres y mujeres que podemos presenciar en la calle se solucionarán sin que nadie intervenga. habrá gritos, quizá algún empujón, quizá una bofetada -pero yo no he visto ninguna en la calle- y ya está. el tema se disuelve hasta el siguiente round, posiblemente en casa, posiblemente con cierta distancia temporal.

eso es lo que hemos aprendido con nuestra práctica urbanita. si no te metes es mejor. si te metes puedes acabar recibiendo tú misma.

¿qué es lo que sacamos de esto?, que nuestra confianza en el civismo como herramienta social se deteriore. que no nos queramos levantar del asiento cuando vemos que le están dando una paliza a nuestra compañera de vagón. que crucemos la calle y miremos para otro lado cuando vemos una pelea en la calle.
después de todo… ¿qué vas a hacer tú por el medio más que empeorar la stuación?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s