la necesidad de destacar

ayer. 9:40 am. un montón de españolit@s haciendo cola para el checking. una cola para dos ventanillas. cada vez que se desocupaba una de las ventanillas, el siguiente avanzaba y la ocupaba. todo muy normal. pero una mujer llega, dice “está libre” y se pone en una de las ventanillas que en ese momento se acababa de liberar. yo voy a hablar con ella “perdone pero estamos haciendo una sola fila” y ella me dice “ya, pero es que en Alemania no se hace así” -era española-. le respondo “sé que no se suele hacer así, pero llevamos 15 minutos con este sistema y si usted se pone aquí pasa por delante de toda esa gente que lleva más tiempo esperando”. ella se gira a la chica del mostrador y le dice en alemán:

“es lo que pasa con los españoles; que no viajan y por eso no saben como se hacen las cosas”. la azafata, o lo que fuera, sonríe y sigue con sus gestiones.

la mujer continúa, para mí: “además, como no habláis idiomas, pues no os enteráis de nada”.

dos de dos, creo yo. la mujer, que no respondía a ninguna de mis “vayase a su sitio, señora”
eufemizados, sólo prestó atención cuando le dije en alemán ” lo siento mucho, usted me da mucha lástima”.

luego me di cuenta de que el padre -ella intentaba hacer el checking para sus padres, ya de cierta edad- nos miraba al resto -había gritos de sinvergüenza- como disculpándose mientras le decía que no hacía falta, que podían esperar.

y yo me preguntaba “¿qué carajo le pasa a esa mujer?, ¿qué quiere demostrar?. y la respuesta es clara. quiere mostrar a sus padres que es una mujer de mundo, que sabe moverse y hablar idiomas.

qué pena.

¿no hubiera ganado más pidiéndonos paso? no nos hubiese molestado cederle el paso a un matrimonio octogenario.

¿tan carentes de atención estamos? ¿o es que que la buena mujer en cuestión era un cabrona anónima?. de cualquier forma, como creyente kármico, estoy seguro de que habrá consecuencias. espero que no ponga las pastillas anticonceptivas cerca de la sacarina. o que no pregunte a su marido por qué las reuniones de trabajo cada vez se alargan hasta más tarde.

3 comentarios en “la necesidad de destacar

  1. Acabo de escribir tres frases, que he tenido que borrar tras apretar el botón de “autocensura”.

    He colocado en la lista de términos sospechosos de ser eliminados palabras como “genocidio”, “colgar”, “quilla”, “pulgares”, “lengua”…

  2. Pues a mí el último párrafo me ha sonado más a revanchismo que a Karma… pero vaya usted a saber, con los tiempos que corren y las gente que los viven.

  3. revanchismo. la verdad es que sí… leyéndolo ahora ve que estaba enfadado -y eso que dejé pasar otro post antes, para calmarme- pero no puedo negar que la situación me puso de muy mal humor, por lo desconsiderado y lo grotesco de su mala educación.

    pero lo del marido, eso me salió de las entrañas y me fue directamente a las yemas de los dedos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s