En los últimos 5 años hemos descubierto varias cosas radicalmente importantes:

  • La economía está controlada por un par de algoritmos amorales y un puñado de especuladores inmorales.
  • La democracia indignada de plaza, con toda su hermosura de engrandecimiento civil, no es, lamentablemente, rival para la política tradicional, basada en las decisiones emocionales y sus tres pilares: la ignorancia, el miedo y la corrupción del sistema.
  • La utopía de las nuevas tecnologías es ya, de facto, una herramienta de control al servicio de la inteligencia norteamericana.

Y no hacemos nada al respecto.

Nuestras libertades son hoy mucho menores que hace 10 años. Nuestra visión del mundo es más cínica. Y, aunque algunas personas siguen intentando mejorar el mundo, la mayor parte de nosotr@s hemos adoptado la apatía como postura vital. Nos quejamos, si acaso, poniendo mensajes pesimistas en las redes sociales; escribimos, a veces, oscuros posts en nuestros blogs.

Y no sabemos qué hacer.
Y no sabemos hacía dónde empujar.
Y no sabemos dónde se nos quedó olvidado el poder que tod@s, una vez, recordamos haber tenido.

[foto]

Media_httpimagenespub_dgzda

acciones como ésta, que merman la capacidad del profesorado de llevar a cabo su trabajo con ciertas garantías de éxito, suponen la condena futura de ese [mi] vapuleado país llamado España.

¿cómo es posible que nuestr@s dirigentes sean tan egoístas como para anteponer minucias políticas e intereses económicos personales antes que la educación de quienes serán las ciudadanas y ciudadanos de las próximas décadas?

pecaría de inocente si pensara que no comprenden la influencia que este tipo de decisiones tiene en el futuro -sólo quienes hayan podido pagarse una educación de calidad podrán tener acceso a puestos “de poder” y el resto quedará condenado a trabajos de menor prestigio-. mucho me temo que el desprestigio del profesorado por parte de ciertos grupos en España responde más al intento de acabar con las herramientas críticas de quienes ahora estudian, asegurándose un buen rebaño de ignorantes para manipular en el futuro.

quizá suene un tanto fatalista o demasiado colérico, pero hemos visto lo que un sistema educativo público puede hacerle a un país -ahora pienso en EEUU y su fracaso académico en el sector público frente al la asombrosa fuerza intelectual de los centros privados-.

debemos recordar que las profesoras y profesores son, junto a otros agentes sociales, quienes sientan la base del -sí, lo repito de nuevo- futuro. si degradamos su trabajo, degradamos la esperanza de nuestra propia sociedad.

vía email from cajón de sastre de nachovega

3547383126_5e51387cf3.jpg
parece que la ministra Pajín ha animado a la ciudadanía a denunciar a quienes incumplan la recién estrenada Ley Antitabaco, añadiendo oxígeno a un fuego que no dejará de arder sin tener una última explosión.

no se me entienda mal, estoy cruelmente contento por la nueva normativa y sólo tengo alabanzas para esta ley que me va a permitir estar en los bares sin tener que aguantar el humo ajeno ni apestar a tabaco cuando vuelvo a casa después de una noche de fiesta. supongo que muchas personas que fuman y propietarias de cafeterías, bares, restaurantes… no comprenderán este tipo de razones y verán la nueva ley como un ataque contra su libertad individual, de igual manera que una hostelera -que dirige un pequeño local de ocio nocturno en Oviedo- me decía hace unas semanas que le parecía una desmesurada injerencia gubernamental en la vida de la ciudadanía.

creo que es un error político plantear la situación que viviremos en los próximos meses como un enfrentamiento entre dos bandos, polarizando la opinión pública entre fumadores y no-fumadores, porque en ambos grupos hay personas que defienden diferentes posturas. el caso, y el objeto de este post, es crear un documento escrito que me refresque la memoria cuando, en el futuro, eche la vista atrás para recordar los principios de este “alto el humo”, esta “zona de des-humificación” de nuestros locales públicos de birra y café, menú del día y parque infantil. los argumentos que se dan contra la ley, sobre todo desde la hostelería, se llevan, en mi opinión, la palma del disparate y aseguran divertidas carcajadas en ese futuro para el que escribo esto.

se profetizan locales vacíos y pérdidas millonarias, la debacle de todo un colectivo que verá su forma de vida echada a perder porque “el pueblo español, que es de socializar mucho en la calle, no como en los países nórdicos, no irá a un bar si no puede echarse un pito tras el café”. un escaneo rápido y sin valor estadístico ninguno por los bares de mi asturiana ciudad me dice que hay de todo, desde locales con tanta gente como antes hasta bares de barrio en los que veo, debo reconocer que con sorpresa, bastante menos gente que en otros días… pero quizá eso se deba a las fechas, qué sé yo.

el caso es que -aquí viene mi profecía particular, basada más en observación de otros países, como Italia o Reino Unido, donde también hubo polémica, nada que ver con la aburrida aceptación alemana que vieron el sentido de la medida sin mucho alboroto- en unos meses a nadie le sorprenderá tener que ponerse la chaqueta para ir a fumar a la calle, los locales más concienciados/inteligentes/cuidadosos se preocuparán por poner ceniceros, mantas y otras amenidades a disposición de la clientela, de igual forma que compran pantallas de televisión más grandes para atraer la atención, y se terminará el problema. es evidente que las culturas mediterráneas socializan más en la calle que las nórdicas -cuestión de grados bajo cero, supongo- pero el tabaco no es tan importante como nos quieren hacer creer, y, a la larga/más allá de cabreos momentáneos, toda la sociedad gana sacando el humo donde moleste menos.

démonos unos meses para ver cómo se cumple la ley, cómo se solucionan los problemas y qué pasa con quienes se empeñen en buscar alternativas al sentido común –negándose a acatar la ley o convirtiendo el bar de la esquina en un “club de fumadores“-

lo lamento por quienes fumen de manera realmente compulsiva y lo vayan a pasar mal teniendo que reprimirse -de la misma manera que comprendo el dolor que sufre cualquier adicto-, pero no tengo la menor compasión para con las personas que consideran su derecho el hacerme fumar humo de segunda cuando yo no quiero fumar ni el de primera. con la inmensa mayoría -fumadora o no- que se encuentra en el medio, nos vemos, como siempre, en los bares.

[foto]

un estudio de la Universidad de California en San Francisco anuncia que, después de catorce años recogiendo y analizando datos de 78 niños y niñas criados en parejas lesbianas, es posible afirmar que estos niños y niñas salen mejor parados en tests académicos y evaluaciones sociales que sus pares en el grupo de control con padres heterosexuales. además, resultan menos violent@s.

por supuesto, habrá quien diga que, como el estudio lo ha llevado a cabo un grupo de investigación integrado completamente por lesbianas, y que eso supone una falta de rigor. pero como ese es el tipo excusa para atacar cualquier investigación que se salga de lo canónico, pues no voy a gastar demasiado tecleo en explicar por qué eso es estúpido. valga decir que si no lo hacen ellas, nadie va a tomarse el esfuerzo de hacerlo.

me alegro de que el National Longitudinal Lesbian Family Study haya arrojado esas conclusiones, pero no me sorprende demasiado, al fin y al cabo no se trata de que las lesbianas tengan hijos más listos que los heterosexuales sino que, supongo, el hecho de que tu mamá y tu mamá no hayan sido educadas para competir con y por todo -como nos pasa generalmente a los hombres- y, además, sepan de primera mano lo que significa pertenecer a una minoría, el resultado puede ser una criatura que se educa en el respeto a otras formas de vida. algo que no nos vendría mal al resto.

cuando leí el artículo del New Scientist en que se resume el estudio, no pude evitar pensar en la importancia que tienen este tipo de investigaciones… y en el poco caso que se les hace en ciertos ámbitos. estos días -en medio de esa crísis económica, causada por banqueros y que beneficia a banqueros, que parecía a punto de pasar y ahora parece a punto de pasar factura, pero de verdad- leo en los periódicos que algunos políticos buscan la eliminación del Ministerio de Igualdad y de las clases de educación sexual, porque son una pérdida de tiempo. y no puedo evitar relacionar ambas cosas. en un nivel micro y macro:

  • en lo micro, creo que hay ciertas realidades que estamos tan acostumbrados a ignorar -la pobreza, la violencia socializada, el fascismo apenas encubierto de la justicia española…- que no nos damos cuenta de que algo va mal hasta que no nos ponen algún tipo de evidencia frente a nosotros. y eso sólo pasa cuando alguien se puede tomar la molestia de investigar lo que pasa, ya se trate de madres lesbianas, rabia al volante y testosterona o abuso de los derechos civiles de la tercera edad y autobuses del PP. o los crímenes de la dictadura franquista. hace falta que alguien pueda investigar lo que ocurre en los márgenes -ya sea de la historia o la sociedad- que el poder va creando y por eso es necesario que exista un Ministerio de Igualdad e Institutos de la mujer. por el bien de toda la sociedad, no sólo de las mujeres.
  • en lo macro, la falta de respeto por los demás y la cerrazón ante otras ideas que no sean las propias -el miedo a aceptar que podemos estar equivocados- es muy propio del mundo hipócrita en que vivimos. se supone que somos transgresores y que entendemos que hay diferentes realidades, pero en el momento que alguien en la banqueta de al lado del bar del barrio pide un café con un acento extraño y piel varios tonos más oscura que la propia, o cuando a alguien no le parece sensato que una herramienta de defensa -como es el ejército- tenga nada que ver con dioses o vírgenes -por muy toledanas que sean-, o cuando alguien dice que la heterosexualidad normativa crea problemas sociales, entonces empiezan los problemas.

si has ido leyendo bien los espacios que voy dejando entre mis líneas, verás que el artículo del New Scientist, aunque interesante, no me interesa demasiado más que como punta de iceberg. lo demás -todo lo demás-, sobre todo lo que pasa en la sociedad de mi querido país -con políticos culpables que no dimiten y secretos clubes multimillonarios que anuncian a bombo y platillo su intención de seguir gobernándonos con su toque a medio camino entre Midas y Herodes -todo lo convierten en oro a cambio de cargarse a los inocentes-.

las parejas lesbianas crían niñ@s más listos, igual que los gobiernos que se preocupan por el bienestar de sus ciudadan@s obtienen sociedades más felices.

vía web from cajón de sastre de nachovega

parlamento.jpg
en cualquier país que entienda el concepto de democracia y profesionalidad política, por tanto no en España, el electorado vota a una serie de representantes para que gobiernen el país de la forma más eficaz posible -que les sea posible, quizá debería escribir-.

me parece que ése debería ser un trabajo grupal terriblemente duro. coordinar desde el gobierno diferentes estrategias para que el país avance, proteger los intereses de la ciudadanía y de quienes viven en el territorio, defender unas políticas frente a las propuestas de otros profesionales que se les oponen.

idealmente sólo gente muy capacitada debería ocuparse de estas labores. y sin embargo se cometen errores -reconocidos a posteriori- y no siempre se antepone el bien ciudadano al personal.

que no vivimos en un mundo ideal está claro. que nuestra clase política está llena de ladrones, incompetentes y personajes de diverso pelaje -muchos de ellos sin el menor rastro de esa profesionalidad de la que antes hablaba- debería resultar imperdonable.

vivimos un periodo de crisis mundial del que algunos países están empezando a salir. por ejemplo Alemania está empezando a dejar atrás la recesión económica mientras que a España aún le quedan por delante un par de años “oscuros”. claro que la economía alemana es mucho más fuerte que la española, las prestaciones sociales concedidas en España suponen un gasto diferente y que el nivel de parados es mucho más alto en nuestro país -aunque en Alemania vaya a subir a pesar de la recuperación económica, que una cosa no implica necesariamente la otra-.

lo que quiero decir es que el gobierno y la oposición tendrían que ofrecer ahora su mejor cara, poner todo su conocimiento al servicio de las personas que pueblan el país. pero no.

el gobierno del PSOE no ha podido hacer nada para evitar que nuestra tasa de desempleo esté llegando al 18% y siga subiendo. es decir, que lo peor está aún por llegar.

tengo muy poca idea sobre los mecanismos que pueden hacer que un país como España salga de una crisis como esta, supongo que si recortaran gastos sociales, abarataran el despido y privatizaran unos cuantos servicios -¿sanidad? me pregunto con maligna inquina- podríamos sacar suficiente dinero como para dejar atrás este horror económico-financiero. como Alemania o Francia.

pero -por suerte o por desgracia- no dejaremos de tener las prestaciones que disfrutamos y saldremos del foso con mayor lentitud.

hace un par de días estaba ansioso por escuchar el debate sobre los presupuestos generales del Estado para el 2010 -cuyo proyecto pueden leer aquí quienes disfruten con ese tipo de literatura- esperando ver un poco de discusión acerca de esos conceptos base: ¿queremos salir de la crisis rápido o mantener el nivel de protección e intervención gubernamental que ahora disfrutamos?, ¿hay alguna manera de hacer lo uno sin lo otro?

me interesaba saber si tendríamos que renunciar a nuestro versión de “estado del bienestar” -siento escribir mentiras- para solucionar las maldades y robos legales cometidos por constructores, entidades bancarias y otros grupos de buen vivir y mejor malversar.

pero no. como en tantas otras ocasiones la política nacional me decepciona.

cuando el líder de la oposición, Mariano Rajoy, se subió al estrado de oradores y me decepcionó. no es que nunca haya tenido mucha fe en él -de hecho espero que el PP tenga la inteligencia política necesaria para elegir un nuevo nº1, porque éste les llegó roto de fábrica- pero una buena oposición es saludable para el día a día político.

en su intervención, Rajoy obvió el cargo que Salgado ostenta y, en un intento de decir una vez más lo malo que es Zapatero, dijo que el culpable de los presupuestos era el presidente y no la Vicepresidenta encargada de ello… lo que supone una invisibilización de facto de Elena Salgado y una estupidez sexista más que añadir a la lista del Partido Popular.

ante la actuación de Rajoy en el debate y el comportamiento posterior de los correligionarios del Partido Popular sólo tengo una pregunta: ¿dónde está la dignidad de un partido que se pasa ocho meses de crisis sin ofrecer alternativas y cuyo único discurso desde que perdieron las elecciones ha sido la descalificación?

no hablo de calidad política, sabiduría económica u otras características que les falta, eso ya está lejos de su alcance… pero ¿cuándo empezó a ser posible comportarse como vulgares tertulianos amarillistas en el Congreso abucheando a una Vicepresidenta mientras habla?

para quienes hayan podido escuchar el debate por la radio -en los vídeos que circulan por internet no se percibe demasiado bien- en el momento en que Salgado retomó la palabra tras la intervención de Rajoy, desde las filas conservadoras empezaron a salir “ruidos” constantes de los que en un hemiciclo político se pueden tolerar quizá algunos segundos como muestra de indignación o disconformidad… pero que en esa sesión se convirtieron en un zumbido de fondo.

y luego las declaraciones de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, diciendo que Rajoy no había sido “más duro” con Salgado porque eso hubiera sido mal visto, como cuando “un chico le pega a una chica en el colegio“. uniendo a todo lo demostrado en el Congreso un nuevo ejemplo de en qué paradigma de relaciones jerárquicas se mueve el PP – fuerte/débil poderoso/víctima- y que este partido sigue sin comprender “eso de la violencia contra las mujeres”.

vergüenza.

para el gobierno por no tener suficiente fuerza a la hora de hacer llegar sus acciones paliativas – los millones inyectados a la banca- a la ciudadanía.

para la oposición del PP… por no saber participar en la democracia.

[foto]

31010996_ece23b7bdb_m.jpgme lo perdí. no sé, debía estar en el aseo cuando eso pasó. pero ahora, cada vez que abro un periódico o un blog o escucho una emisora de centro/derecha, o ultra católica o cualquier otra de esas fes, me asalta el miedo a caer en las manos de uno de esos monstruos que, a lo que parece, se rigen por una biblia satánica llamada Educación para la Ciudadanía y adoran el aborto y a ZetaPe y quieren que todo el mundo se case con personas de su mismo sexo. o así.

he de reconocer que el sector retrógrado español se está poniendo las pilas a asombrosa velocidad. será que desde que el PP se deja aconsejar por grandes gurús de la web española, están viendo la luz al final del tunel oscurantista -o quizá es el reflejo de la cantidad de absurdos vídeos que cuelgan en youtube-.

proliferan las webs y las campañas que intentan mantener pura a España -y una y grande, si se les permite- a base de adoptar las mismas técnicas que los progres -y las progres supongo, aunque se las nombra menos- usan desde hace tiempo para conseguir sus fines: manifestaciones, correo masivo, pegada de carteles… todo lo que antes se consideraba en la línea de la alteración del orden como herramienta de cambio social, ahora lo adoptan quienes defienden la vida, la familia y la decencia. algo que el resto abominamos. claro. os dejo como muestra el link a hazteoir -que lo mismo condenan el aborto que el topless o la pitada al himno, así que ya ves por dónde van los tiros, o por dónde les gustaría que fueran, vamos-. y conste que me pesa un poco mandarles tráfico, pero creo que así se entiende mejor quiénes son los “anti-progres”.

si no me equivoco, lo de ser progre viene de ser progresista -reza la RAE: Dicho de una persona, de una colectividad, etc.: Con ideas avanzadas, y con la actitud que esto entraña– así que supone creer en el futuro e intentar avanzar hacia él. yo, que creo en el futuro aunque más como una posición estética que otra cosa, porque viendo las noticias no me parece que avanzar en el tiempo suponga perfeccionar el Ser Humano, no veo relación entre eso y querer matar no-natos -por cierto, ¿se puede matar lo que no ha nacido?-. es más la idea de que existe un futuro hacia el que avanzamos la comparten quienes votan al PP -“progreso e ideas claras” decía uno de los lemas de sus últimas campañas- y la Iglesia católica -que espera el regreso del mesías-. así que no veo que esas agrupaciones tengan razones para ir en contra de quienes son progresistas.

“pero claro, nacho, idiota que eres” -me digo a mí mismo- “¿no ves que ser progre tiene otro matiz para ellos?. quiere decir, ir en contra de nuestra idea de progreso”.y con eso me me lo aclaro todo a mí mismo. resulta que en cuanto intentas replantear problemas morales, sociales, políticos… de una manera que se aleje de la tradicional y tenga una cierta cercanía con esa otra nebulosa conceptual que es “la izquierda” eres progre. y con eso se supone que insultan.

lo malo de las campañas online de lo sectores más retrógrados de España es que están bastante más cohesionados que las personas contra las que dirigen sus cóleras… porque somos muchos más y no sentimos la necesidad de estar mandando miles de cartas a nuestras políticas y políticos cada vez que hacen algo sensato como crear un Ministerio de Igualdad, algo que, por lo que leo en los comentarios de periódicos online cada vez que se menta a Aído, también es símbolo inequívoco de estar infectado de malvada progresía.

en fin. como tampoco me importa mucho lo que digan esos tipos -a las tipas no las dejan hablar si no es para reconocer el horror del aborto y poco más-, yo no me voy a creer eso del progre malvado.

como mucho, me voy a quedar con el post-monólogo cómico de Almacén Gillespi, con perlas como:
Los progres han de enviar a sus hijos a la escuela pública y le prohibirán los mensajitos de texto y la play. Les regalarán muchos libros y habrán de mezquinarles juguetes. Nombres preferidos: Ernesto, Federico, Camilo, Farabundo. No les corten el pelo y -por favor- acepten que no se quieran bañar porque esa decisión es un acto de diferenciación, rebeldía y temple. Toleren que sus hijos los insulten, es el primer paso para que aprendan a enfrentarse al poder.

[foto]

166341212_da2c8e2702_m.jpghace un mes exacto desmentí lo que ahora voy a decir. vino una amigo de visita y nos la pasamos de fiesta unos cuantos días en la bellísima Heidelberg. pero eso es cosa del pasado y en cuatro semanas he ido y regresado a la madrastra España y terminado un tesis pequeñita que me tenía cogido por las teclas y las neuronas.

el Charlie Parker de Cortazar diría “esto lo estoy tocando mañana”. así que vamos al tema.

las elecciones al parlamento europeo me han dejado un sabor amargo en la boca. como despertarse un sábado por la mañana con conciencia de haber vivido hasta la hemorragia el viernes noche. no me importa que la participación haya sido baja, qué más da eso, al fin y al cabo todo el mundo sabe que eso de la Unión Europea sólo se lo creen quienes cobran por hacer viajes y asistir a reuniones no-vinculantes. de momento tenemos el dinero europeo, y ya está, ¿no?.

pero tuve el disgusto de vivir el proceso electoral entre dos países y las diferencias de perspectiva me dolieron. no es que quiera que España se enamore de Europa… pero no vendría mal empezar a ver que hay vida más allá de los Pirineos y el telediario. los debates que vi por la televisión parecían más interesados en hablar de la mierda acumulada en el jardín trasero de la casa que en explicar por qué había tanta gente de acentos raros en la calle, frente a la puerta. en vez de hablar de Europa se pasaron las elecciones apuntando cual CSIs a los esqueletos que unos y otros tienen apestando en el armario.

¿cuántas personas de las pocas que fueron a votar tienen alguna idea sobre qué quiere decir tener un partido u otro en Europa?

“este partido lo jugamos en Europa” creo que era el slogan de los socialistas… ¿pero dijeron en algún momento que ese encuentro no saldría tan bien como el de la selección opiácea del pasado verano?.

“ahora soluciones”, decían los de Aznar Rajoy, sin que se les cayera la cara de vergüenza. ¿hablan sobre Europa?, ¿quienes dieron la espalda al estúpido proyecto común por la razón equivocada… por poder poner los zapatos en el alza de una mesa de las Azores?.

ni unos ni otros.

ni casi nadie, claro.

el porcentaje de quienes se fijaron en el insignificante hecho de que quizá había que explicar qué era eso de Europa, porque hemos faltado a las clases anteriores. nos las fumamos porque un dictador nos enseño hace años que meterse en política era mala cosa. y porque nosotros sabemos, desde siempre, que como lo de casa nada. así que para qué mirar al jardín de al lado. que además puede que hasta esté menos verde de lo que imaginamos y nos vamos a quedar sin tópicos.

el amigo ese que vino a verme hace un mes me decía algo así como que la gente de España no viaja demasiado. cosa que yo callo por haberme quemado en esa batalla. pero tiene cierto sentido, ¿no?. si te niegas a ver que se puede aprender muchas cosas de gente diferente -hasta de franceses, alemanes, búlgaros…- lo de pensar en Europa se hace más fácil.

pero no. nada de eso. hablemos incansablemente de los trajes de Camps en vez de entender que quien la hace la paga -y es que hasta en lo del menudeo hay que ser hermosamente español para cobrar en trajes y que te incluyan en la lista de los mejor vestidos del mundo-. hablemos de todas los trapicheos de los del PP en levante -y de los del PSOE que pasaban por allí-. hablemos pero no hagamos nada más que mover la boca e intercalar algún Europa por ahí, que suena bien de vez en cuando.

suena a copas de plata. a lejos, lejos. a suecas en la playa.

pd.

hola.

me alegro de volver a estar aquí.

[foto]

2658884520_7599f0416f_m.jpgllevo dos días pensando en lo que Moratinos le dijo al primer ministro de Estonia cuando éste explicaba a la comitiva española que en el parlamento de su país no se utiliza papel porque cada miembro tiene asignado un portátil. la respuesta de nuestro ministro de Asuntos exteriores fue: “Nosotros, en el Consejo de Ministros, tenemos ordenadores, pero en realidad no los usamos“.

esa frase tiene una cosa mala y una terrible: la mala es que muestra una indiferencia ante el progreso tecnológico que resulta espeluznante en pleno siglo XXI. la terrible es que es verdad.

el interés por las llamadas nuevas tecnologías -que en este caso se limitan a saber abrir mails y documentos de texto, así que tampoco es nada demasiado nuevo- en nuestro país es mínimo: quienes se ven obligados/as a trabajar con internet saben hacer sus cosas, existen profesionales del ramo tecnológico que controlan tanto como en cualquier otro país, los menores de 20 años saben hacer maravillas con el móvil, en facebook, msn… pero la mayor parte de la sociedad española se ubica en el extremo que “no sabe/no contesta” de la brecha digital.

cuando en otros países se fomenta aprender a usar los ordenadores desde temprana edad, en España eso se empieza a hacer masivamente ahora… lo que explica la vergonzante situación -cuidado, que vienen anécdotas personales- de sufrir 4 clases de un master europeo -impartido en España- dedicadas a cómo hacer búsquedas en bases de datos -nada complicado, poco más que un buscador google- porque la gente no podía usar las herramientas ofrecidas por la universidad. y estoy hablando de gente intelignte que tenía entre 25-40 años. cómo me preguntaba una amiga colombiana: “¿pero no les enseñan en el colegio a hacer estas cosas?”.

pues no. y por eso al ministro no le parece extraño decir que sí, que bueno, que ordenadores haberlos, haylos, pero que no se hace uso. total, para qué.

pero realmente, ¿qué se puede esperar? si después de que pasáramos por los noventa sin mostrar más interés público en la formación tecnológica en las escuelas -en mi caso, informática era una extraescolar en el colegio y una asignatura para hacer hojas de cálculo en el instituto- y llegamos al siglo XXI con pocos más avances.

sé que ahora las cosas no son así, incluso he tenido el placer de visitar un centro en El Entrego, zona urbano-rural en Asturias, en donde se trabaja con linux -¿ por qué no todos los centros educativos usan Ubuntu y dedican los millones que se invierte en Windows en mejorar instalaciones, hacer visitas culturales…?- y el alumnado sale con una formación mínima en “informática práctica” para saber cómo trabajar, buscar información… nada demasiado complicado, pero que luego la chavalería amplía con sus propios conocimientos de redes sociales, telefonía, etc.

pero la dejadez tecnológica llega hasta la clase política -la misma que no habla idiomas, digo yo de paso- y no hay más que fijarse en las páginas web de los principales partidos políticos que, hasta hace unos días, eran tan sólo herramientas para usar de vez en cuando -frente a las cámaras- en tiempo de vendimia de votos, y fotos en el flickr con los colegas de partido. ahora, un cambio por fin, llega popular.es -que fue hackeada a las pocas horas de ser inaugurada– que supone un cambio en la posición de nuestra clase política respecto a eso que le gusta tanto a Obama del “politics 2.0″… de hecho, todas las medidas que la gente de Rajoy ha anunciado siguen las prácticas del líder estadounidense.

a ver si el PSOE e IU se ponen al día y hacen algo interesante… que la izquierda debería saber, mejor que nadie, la potencia de tener un trato directo -aunque mediatizado :-)- con la ciudadanía.

de la ignorancia generalizada sobre nuevas tecnologías por parte de un sector de la sociedad a la política des-informatizada… inevitablemente al uso más extendido de ancho de banda:

el consumo de cultura por internet.

todo el mundo que sabe usar un ordenador ve clips de música, series, películas, escucha música… de una u otra manera.

hay quien lo hace a través de youtube, hay quien se descarga contenidos para disfrutarlos en algún otro momento. y eso no se puede cambiar cerrando el grifo de la conexión –como ya ha dicho la Eurocámara ante la propuesta eSGAEil– o intentando meter miedo… porque con la aparición de los contenidos digitales se termino el modelo anterior y luchar contra eso es ponerle puertas al mar.

pero, en fin, eso se arreglará sólo cuando el lobby de las telecomunicaciones se dé cuenta de que también con las descargas pueden sacar tajada -y las sociedades de “gestión cultural” puedan tener su parte-.

educación, política, descargas. sí, ahora sí está todo.

[foto]

2494786093_1891b06a8d_m.jpgestos días se habla mucho del uso que la clase política -interesante expresión- hace de herramientas como twitter, facebook, tuenti, youtube…

ayer, dos de los blogs más relevantes de España, El blog de Enrique Dans y Alt1040, trataban el tema por diferentes motivos.

Dans analiza la emisión del mensaje semanal de Obama, que pasa de estar en varias plataformas, sobre todo en youtube, a difundirse principalmente desde la página de la Casa Blanca y desde el canal presidencial en Vimeo.

en Alt1040 hablan sobre la cuenta twitter de Rosa Díez, cuyos mensajes aparecen incluso mientras ella concede entrevistas en directo… así que no es ella quien twittea.

ambos post me dejaron pensando porque está claro que hay un nexo común entre ambos: la forma en que la política intenta adaptar sus usos y maneras a las formas de comunicación del siglo xxi.

en el caso de Rosa Díez, su twitter estará manejado por alguien encargado de relaciones públicas que intenta difundir el mensaje de su jefa a través de otro medio más, igual que se mandan notas de prensa a un periódico o que se pega en la calle un cartel electoral. y ahí es donde está el problema. twitter no sirve para eso -sólo- sino para acercar personas y crear sentido de comunidad. leyendo los comentarios al post de Alt1040, me doy cuenta de que para mucha gente no tiene ningún sentido que una política twittee en persona… mientras que para mí, lo que no tiene sentido es que otra persona lo haga por ti. publicando mensajes tan panfletarios e impersonales como “Ahora a trabajar duro por Euskadi y por España, como siempre” no sirve en este medio, porque en twitter no quieres que te repitan en 140 caracteres los mensajes que puedes leer mejor en otros medios y soportes; lo que buscas en twitter es que la persona te diga algo auténtico que se exprese de sobra en ese reducido espacio. y eso nos lleva a Obama, cuyo equipo de asesoramiento, o cuya experiencia personal, quién sabe, hacen que haya usado twitter como un pro del medio. por ejemplo “We just made history. All of this happened because you gave your time, talent and passion. All of this happened because of you. Thanks“. eso también es autobombo… pero suena más personal, y no aparecería en los carteles. como si el presidente se dirigiera personalmente a quién le sigue… aunque sea su equipo quien lo haga, la apariencia es que, de alguna manera, hay una intención comunicativa real por parte del presidente. para eso sirve twitter, para establecer una relación con varias personas que desean leer lo que tú les quieres contar.

por esa razón los vídeos semanales de Obama suponen un éxito -un poco al estilo del Aló, Presidente de Chavez, pero con un grado menos de populismo-. supone que el presidente electo de un país se toma tiempo para explicar brevemente qué ha hecho en esa semana y qué piensa hacer en el futuro cercano. y tal es el éxito del “show” que el cambio de una plataforma de uso público como es youtube a una de uso privado como es el servicio de vídeo de la Casa Blanca crea un debate acerca de las elecciones, personales, que hace el presidente.

personalmente creo que el medio modifica el mensaje -no siempre es el mensaje- así que el que las políticas y políticos de un país decidan o no usar las llamadas nuevas tecnologías no es tan importante como la manera en que las usan. no sirve de nada que Rajoy o Zapatero estén en facebook o cuelguen sus fotos en flickr si sólo utilizan estas plataformas durante los meses pre-electorales y luego abandonan la poca comunidad que han sido capaces de crear -sus equipos-. de qué sirve que IU decida dar mítines en Second Life si en cuanto las cámaras del telediario se apagan, la cuenta no vuelve a usarse… aún nos falta entender para qué sirven esas herramientas de comunicación y dejar de hacer política, vestida de actual, pero como si aún estuviéramos en 1975.

[actualización 11:11 Enrique Dans comenta también hoy el asunto del twitteo de Díez ]

[foto]