Escalatorshoot1.JPG
Molly Naylor -una poeta inglesa que parece una estudiante de universidad inglesa que lee poemas, pero luego empieza a leer y resulta que sus poemas pasan por encima de su apariencia de estudiante que lee poemas- estuvo hoy en la biblioteca de humanidades de la Universidad de Oviedo.

no quiso usar micro y trató de tener a todo el mundo a su alrededor. y leyó durante media hora unos cuantos poemas centrados en los atentados de 2005 en el metro de Londres. resulta que ella estaba en uno de los vagones que quedaron atrapados en un túnel, tras las explosiones.

al principio la gente estaba muy distante, pero cuando terminó con su poema 7-7 -en referencia al siete de julio de los atentados- hubo aplausos, y eso quiere decir algo.

terminó su lectura demasiado rápido, para mi gusto. e hizo una pausa para hacer un workshop sobre creatividad poética, que siempre me ponen nervioso porque son como clases de canto para llamar a las musas que juegan en el arrollo, encaramado a la ventana del salón.

copio y pego uno de sus poemas, que no leyó hoy pero merece la pena:

The party I’ll throw when I grow up

At which I’m not upstairs, hiding in the wardrobe
at which I only drink sparkling mineral water
and I’m not smoking weed with someone’s teenage brother
furtive and punch-drunk in a grubby shed
at which I tell Ali she’s the nicest person I’ve met.

At which I’m not upstairs, hiding in the wardrobe
I’m not rummaging through someone else’s drawers
for clues as to how they’re so good at life
I’m not on the Internet, hastily swallowing facts
learning tai chi, poker, scanning Ebay for vintage hats.

At which I wear comfortable shoes
and my Facebook status does not read ‘Molly is throwing a party’
at which I’m nice to my mum
and I’m not wearing black
and I’m not trying to bring punk back.

At which I don’t fall in love with someone else’s husband
and I don’t mix the grape and the grapevine
and it’s not like when we were in Denmark
and you were flesh and heart and bones
but I was a mountain from you, trying to make it like a poem.

At which I’m not upstairs, hiding in the wardrobe
thumbing though glossy thighs and Kit-Kat diets
to see who was spotted on a yacht with Chris Evans
I’m not freaking out or locked in the loo
and I don’t ask anyone what they do

At which I’m not upstairs, hiding in the wardrobe
the clatter of wooden coat-hangers
as I paw through fur and whatever wax jackets hang stiff
my thoughts of snow and Turkish delight
as I stoop towards imaginary light –
reaching out for Narnia.

… aunque, para mí, el mejor es Bank holiday monday, que puedes escuchar, leído por la autora, aquí.

[la foto y los poemas son propiedad de Molly Naylor]

LunaMiguel7.jpgno es posible dejar de sentir la fuerza que sangran los textos de esta chica.

si “hay que ser osados” es uno de los adaggios que más me repito -y que menos cumplo, últimamente-, esta poeta lo lleva a cabo a la perfección. hay que decir que tiene 19 años y que a esa edad es cuando una debe comerse el mundo a mordiscos desafiantes.

no había oído hablar de ella hasta que el pasado mes de noviembre, en mi retiro utrechtiano llegué a su “ficha” en el impresionante blog de poesía “las afinidades electivas”. después me crucé con alguno de sus poemas en otras partes -por ejemplo en los Cuadernos del Minotauro, en papel, y en minotauro digital-.

me gusta su estilo conciso y sin florituras excesivas y la forma en que combina registros para sorprender. la verdad es que Luna Miguel pertenecía, hasta hace unos días, al grupo de jóvenes poetas que me gusta seguir -junto a la gente de La Bella Varsovia o 23 Pandoras, que ahora mismo engloban a muchas de las más interesantes voces poéticas de España-.

pero uso el pasado al hablar de mi afición a Miguel, porque ahora mismo estoy en un punto de saturación y simpático rechazo.

cuando empezó a trabajar como blogger para el diario Público, en el suplemento de verano, me pareció genial: una chica joven que tiene un espacio en un medio de importancia, ¡una poeta, además!. eso es tener una voz y visibilizar la creación de una mujer… genial.

luego llegaron los primeros días de posteo y me encantó la actitud de “in da face” / si te gusta bien y si no que te den, no me importa… de tener 19 años y decir lo que te apetece sin preocuparte por  lo que piensen los demás. y decirlo con una intención y técnica suficiente para que resuene bien.

pero luego empezaron a aparecer cada vez más los “posts pose” que no están a la altura del medio para el que se escriben, aunque quedan bien para un blog personal -seamos honestos, yo no intentaría publicar de la misma manera lo que escribo aquí, en un periódico o en una revista literaria-. así que poco a poco veo como la prosa bloguera de Luna Miguel me resulta cansina, a pesar de que confío en que su poesía siga mejorando y que su blog personal sí me resulta interesante. también le tengo simpatía porque parece que le gusta David Foster Wallace, a quien pude conocer en Claremont antes de que se fuera del teatro con corbata de esparto -aunque temo que si lees The Infinite Jest sólo para impresionar a tu novio… bueno, quizá ya no sea lo mismo-.

al margen de su forma de escribir para Público está la cuestión de cómo se reciben sus posts en ese periódico. por cada diez líneas que ella teclea… otros braman cuarenta. es increíble el rechazo y las olas de sarcasmo malintencionado que suscita su descaro. resulta preocupante, cómo el asunto de la Ministra Aído del que hablaba hace un año casi exacto… pero es verdad que el arte también tiene que ser revulsivo y hacer que te sientas insultado.

supongo que, al final, todo se reduce a la pregunta ¿cuántas veces puede un/a poeta alabar “el cachopolla” de su novio antes de que deje de ser provocador y pase de ser ridículo?.

seguiré a la espera. sus textos prometen. por ejemplo:

CAVE LUNAM

Cuidado.

Mi gripe es porcina y maligna.
Mi gripe es de Vaca y de Ave loca.
Mi gripe es Nietzsche tan mal traducido.

Presta atención a mis venas hinchadas,
dentro guardo las babas de Panero.
Dentro, el corazón de un Huevo Kinder
sin sorpresa:
Sylvia Plath Muerta,
David Foster Wallace Muerto,
Virginia, estilo mariposa, Muerta.

Atención. Danger. Bandera púrpura.
La gripe de las almas.
La gripe del humo.
La gripe de las codas y la tipografía
desplumada.

Atención. Contagian.

Cuidado.

Muerdo.

[Foto y poema © Luna Miguel]