no suelo hablar de música en este blog, pero en esta noticia se aúnan demasiadas cosas interesantes. por un lado tenemos a un cantautor de la escena indie que edita un disco -La zona sucia- bajo licencia copyleft. por otro ese cantante, Nacho Vegas -cuya música no suelo escuchar- es el causante inocente de algunas de las situaciones más extravagantes que se han dado en esta página.

hace varios meses había leído que Vegas quería sacar su disco al margen de las discográficas establecidas y ahora me entero de que su iniciativa ha tenido éxito. el hecho de que un disco publicado bajo copyleft se sitúe en el tercer puesto de ventas de España en la primera semana de venta al público merece una mención, porque es la muestra de que el sistema de licencias abiertas no está reñido con el ganar dinero -como dicen los demagogos de las sociedades de gestión mayoritarias-.

por otro lado, el señor Vegas y yo compartimos región natal, nombre y casi apellidos -una «s» de más o menos-. en todo lo demás somos totales extraños. ni nos conocemos ni estamos en círculos parecidos. pero por eso de que lo que no sabes, Google te lo cuenta, a este blog llegan cada mes varios mails de gente que le cuenta su adoración, que busca contratarle para conciertos o que quiere mostrarle su más desnuda devoción… y yo me veo en la obligación moral de explicar que no, que ese Nacho no es este Nacho y que yo no canto ni en la ducha.

con un poco de suerte veremos más artistas como Vegas aportando su grano de arena creativa con licencias abiertas, comprendiendo que poner puertas al campo viene siendo empresa de necios y que la cultura entendida principalmente como industria tiene los días contados en un mundo destinado a abrirse en casi ubicua potencialidad comunicativa.

vía email from cajón de sastre de nachovega

un grupo de personas trabajando sobre el mismo problema, poniendo en común sus sinergias para crear algo mayor y mejor: eso es una comunidad de ideas.

¿pero qué pasa cuando alguien de esa comunidad lleva la idea más allá que los demás y se hace millonario?. entonces llega el problema de facebok.

resulta llamativo que una de las redes sociales más prestigiosas del planeta arrastre desde su fundación el estigma de ser un plagio… y que hasta ahora no haya pasado nada. en febrero o marzo del 2006 tuve la oportunidad de presenciar un análisis de facebook por parte de varios estudiantes de cierta clase de Pitzer College llamada «Life Online», y recuerdo que me llamó la atención que Zuckerberg no disipase esos rumores -entonces lo eran- en vez de enzarzarse en una pelea de litigios por prácticas deshonestas. el tema venía ya de lejos, y la polémica se había dejado oír también en España.

al final, por lo que leo en El País, la cosa se resolvió a lo Michael Jackson, cubriendo la verdad con una capa de dinero.

pero el verdadero meollo del asunto está en el concepto en sí de plagio: se supone que Zuckerberg trabajó para cierta gente en Harvard que estaba creando una red social para la universidad. de ahí habría sacado la idea y el tipo de interfaz que después se convertiría en facebook. por eso la denuncia de sus ex-jefes/compañeros de proyecto.

me intriga si realmente se trata de plagio o de desarrollo de una idea -una buena idea- frente al uso que sus anteriores «propietarios» -no se poseen las ideas, pero sí las formas en que estas se aplican- le estaban dando, o si, como parece ser, Zuckerberg fue sólo más rápido que sus ex-jefes y que su otro competidor, Aaron J. Greenspan, quien alega haber creado una red social llamada House.SYSTEM con una aplicación llamada The Face Book. detalles completos en en NYT -necesitas registrarte de forma gratuita para ver todo el artículo-.