puta.jpgbrilla el sol en Heidelberg y tenía pensado hablar de un servicio para escuchar música por internet, pero cuando la realidad sonríe, le brillan los oscuros colmillos, y hoy lo hace hablando de la prostitución.

estaba desayunando con la versión digital del diario Público y vi una noticia que habla sobre un certamen de anuncios contra la prostitución, muy interesante. hasta que empecé a leer los comentarios que dejaban los lectores -y uso el masculino porque la práctica totalidad de quienes escriben son tíos-. ahí es donde se ve la opinión que de estos temas tiene una gran parte de la ciudadanía. frases como «las que vienen engañadas son una ínfima parte» se repiten una y otra vez para decir que, sí, bueno, alguna habrá que no sabe a lo que viene… pero la mayor parte lo hacen porque se gana mucha pasta. y lo peor es que eso es lo que se cree, que la Casa de Campo está llena de «PrettyWomen». indecente. el icono de la prostituta de lujo parece ser más importante que la realidad de la prostituta de acera o la de club-prisión.

la mayor parte de las mujeres que se dedican a la prostitución en España lo hacen porque se ven obligadas a ello… la idea de que la prostitución es voluntaria responde sólo a un mito machista, algo así como «si en el fondo les gusta». y eso resulta terrible. según los últimos informes «únicamente el 5% de las prostitutas ejercen voluntariamente» y, como indica el INFORME DE LA PONENCIA SOBRE LA PROSTITUCIÓN de las Cortes Generales, 2007, pg 42, la proporción de prostitutas inmigrantes y nacionales está en una proporción del 90% al 10%… es decir, que la mayoría de prostitutas vienen de fuera y que la mejora de las condiciones laborales y vitales de las españolas hace que, salvo situaciones extremas, no se recurra a la prostitución como fuente de ingresos.

las mafias que engañan y mantienen secuestradas a las prostitutas extranjeras en el circuito de los clubes de alterne -recordemos que muchas veces las van «rotando» entre diferentes ciudades, llevándolas de un club a otro sin que ellas puedan hacer nada, puesto que los proxenetas suelen confiscar su documentación y les impiden moverse con libertad.

a partir del artículo en Público encontré otro en ADN.es que trata el tema de la prostitución de manera más profunda… y los comentarios de los lectores siguen en la misma línea «pocas lo hacen por presion, la mayoría lo hacen por ser dinero facil y rápido!!!» o incluso se explica «¡plagado de mentiras, patrañas y sensiblería barata! ¡Mafias, esclavitud, secuestros! ¡Anda ya! (como dicen por estos secarrales) TODOS saben que el hombre latino es «`putero» visceral, infiel y libertino … ¿Acaso le haría «el favor» a una veinteañera «decente» pero avejentada, con manos llenas de callos y arrugas en la cara debido a su honorable trabajo de cocinera o limpiadora ¡no os rasgueis las vestiduras!» que sin sexo, alcohol y una buen plato se os acaba la vida…

y lo malo es que incluso cuando pensamos que estamos siendo responsables nos metemos en terreno resbaladizo, por ejemplo al hablar de legalizar la prostitución para evitar las mafias… según mi experiencia en Holanda, de la que ya hablé hace meses, las mujeres que están en el Red Lights District siguen en manos de mafias… qué más da que paguen impuestos si siguen siendo chicas -a veces poco más que adolescentes, apenas cumplidos los 18- que posan casi desnudas tras estrechas ventanas en calles turbias donde aún más turbios hombres «navegan» con las gorras caladas hasta las cejas,las manos en los bolsillos y buscando de reojo la mercancía que les hace más ilusión. todo ello controlado por la atenta mirada de esos otros tipos, de aire peligroso y tan oscuro como los propios clientes, que vigilan desde las esquinas y se mueven rápido si algún borracho intenta pasar a una cabina a la que no ha sido invitado. ¿crees que esos tipos son de la policía?, ¿crees que esas chicas, la mayor parte de Europa del Este, pagan sólo a la seguridad social por sus cuatro horas de ventana alquilada a 100€ la hora?.

y qué pasa en Las Vegas, EEUU… donde caminas porla calle y te entregan flyers de chicas con las que quedar en una habitación de motel. «dos chicas de tu elección 99$» decía uno que me dieron hace un par de años. la prostitución es también legal allí y eso no impide que

si hay mafias en sociedades en que la prostitución está legislada y organizada desde hace años… ¿qué no habrá en los países en que se hace la vista gorda ante «algo tan natural»?.

ellas, las mujeres a las que llaman putas , lo tienen difícil para salir de ese mundo, y eso es terrible. pero son los otros, los clientes, los que lo tienen muy fácil para entrar -en el club de carretera, en el garito de la esquina en cualquier ciudad, en el establecimiento alumbrado por un farolillo rojo- esos son los cabrones contra los que hay que ejercer presión policial, a esos hay que castigar.

en una sociedad ideal, el negocio del sexo sería uno más y yo apoyaría su existencia. en libertad. pero no estamos en una sociedad ideal y la prostitución no es un trabajo más. es una forma de esclavitud moderna.

2840527378_bfff96084c_m.jpgme gusta contar historias. me encanta, metidos en eso, hablar de los sitios que me han acogido o repudiado. San Francisco o mañana, para entendernos.

disfruto diciendo maravillas de una ciudad y pestes de otra… pero para eso hay que moverse y eso a veces dificulta un poco la comunicación. así que, aunque me encanta contaros cosas, durante los próximos días estaré ligeramente ocupado: primero porque cambio de país por una semana y me voy a Utrecht, Holanda, a terminar cierto asunto académico que tengo pendiente. y a añadir otro capítulo a mi «guía turística a la Amsterdam más auténtica». o sea, que me voy a callejear, si el frío lo permite, por algunas zonas que no tengo muy controladas.

pero volvamos a las razones por las que no postearé demasiado; ya había terminado con la primera así que… y segundo, porque mientras esté allá posiblemente mis posibilidades de conexión a la red de redes se van a ver mermadas un poco -a no ser que sea verdad lo que me cuenten, y la vecina haya sucumbido a nuestros ruegos para que abriese su wifi-. de modo que no creáis que abandono el blog si desaparezco por unos días. sólo estoy comiendo patatas con mayonesa, bebiendo cerveza y fumando… me el tiempo alejado de estos lares 🙂

nos leemos próximamente.

-basta que haya dicho esto para que ahora tenga posibilidades y tiempo para conectarme cada día-

[foto]

¿en qué clase de país voy a pasar el próximo otoño?

por lo visto tienen asumido que la gente tiene encuentros carnales -me refiero a los de follar, no a los gastronómicos… o también, no sé- en los parques a falta de sitios mejores, y la policía lleva tiempo pasando del tema. así que desde esta semana, en famoso parque Vondel se pueden mantener encuentros sexuales siempre que sea por la noche y sin montar mucho escándalo, que la gente también tiene que dormir sin pasar excesiva envidia. y, claro está, tampoco se podrán dejar restos u organizar sesiones amatorias en las zonas en que juegan los infantes por el día. todo este proceso supondrá una liberación para la policía que ya tendrá más claras sus prioridades: por o visto una de ellas es perseguir a las mascotas que vayan sin correa. curiosa prioridad, digo yo siendo tendencioso y demagogo. échale un ojo a la noticia en sí, que no te quiero engañar demasiado.

esta medida me resulta bastante penosa en los tiempos que corren, sin reflexivo. porque, si pensamos en qué nos están diciendo llegamos a la conclusión de que esos parques son refugio de todas aquellas personas que no pueden disfrutar de se sexualidad en otras partes -y una pequeña parte de quienes conocen el morbo de llevar lo íntimo al foro público-. ahora mismo, el parque, el más grande de la ciudad, si no me equivoco, es lugar de encuentro clandestino para parejas principalmente homosexuales, así que ya vemos el patrón de espacio para lo marginado. ahora se sumirán curios@s y mirones.

aquí esas cosas no triunfarían. por una parte nuestra moral católica nos impide pensar -a nivel institucional- en que la gente tiene sexo, y por eso las medidas destinadas a la educación/información sexual que no se puedan camuflar como prevención de enfermedades o embarazos tiene muy mala prensa por estos lares. aún recuerdo cuando en el consejo de la juventud se daban los cursos de sexualidad y aquello parecía una reunión del PC en los años 50 -ibas con alegría pero no molaba que lo supiera la panadera-. y ahora tres cuartos de lo mismo, por lo que sé de quiénes dan charlas en secundaria sobre educación sexual: si te sales del condón corres el riesgo de que te llamen perversora de menores. en eso los EEUU nos llevan ventaja: ya hay una sentencia del año [inserta fecha correcta, paso de buscártela] por la que una profesora fue retirada de su puesto por hablar de la masturbación como algo «normal» en la clase de educación sexual. aquí aún parece lejano el día en que se trate el tema con cierta naturalidad… así que los parques seguirán siendo para las palomas, los viejecitos y las pandillas de postadolescentes grabando con el móvil sus vergonzosas orgías -¿en que habrá acabado todo aquel tema?- o avergonzando vecinos en ciertos portales o llenando el Naranco de coches que germinan por la noche -como honguitos qué monos- y desaparecen al calor de las luces azul viagra de las patrullas.

me alegro por los Amsterdanitas, que al menos hablan del tema. pero el tema es que con el frío que hace en esas tierras… no sé yo. o sí.